“La movilidad eléctrica afectará a grupos de interés, pero deberán adaptarse”
“Costa Rica tiene un potencial enorme en transporte sostenible, este modelo de negocio debemos potenciarlo para que seamos un ejemplo en el mundo de crecimiento económico y responsabilidad social”, aseguró Ernesto Moreno, CEO de Yuxta Energy. Gerson Vargas/La República.
Enviar

Costa Rica está impulsando una estrategia de movilidad limpia que se empezaría a desarrollar en el segundo semestre del año, debido a la cantidad de beneficios que tendría, no solo económicos sino también ambientales.

El plan no solo contempla automóviles, sino también autobuses y bicicletas recargables. Sin embargo, algunos sectores no están del todo convencidos de la rentabilidad de este sistema.

LA REPÚBLICA conversó con Ernesto Moreno, CEO de Yuxta Energy (empresa productora de energías sostenibles), sobre el panorama de la movilidad eléctrica en el país y los retos que se vislumbran.

¿Cuánto se ha avanzado en el cambio de mentalidad hacia un sistema de movilidad eléctrica en el país?

Es un mercado innovador al que algún día teníamos que llegar, no podíamos estar toda la vida utilizando combustibles fósiles, se ha creado conciencia sobre la necesidad de preservar el ambiente y reducir nuestra huella de carbono. Por ser novedoso, puede generar mitos que es necesario eliminar e involucrar a sectores importantes como concesionarios, importadores de vehículos y al Gobierno en ese proceso de cambio.

¿Cuáles son los beneficios de potenciar este sistema de transporte?

Mejoraría la economía del país, al ser importadores de petróleo. Gastamos mucho en ese aspecto; si se utiliza la movilidad eléctrica habría un ahorro considerable; ni hablar de la protección del aire que mejoraría la salud, sin dejar de lado la responsabilidad con el uso de energías limpias, no podemos sobreexplotar los recursos.

¿Cómo funcionan estos vehículos?

Se mueven con baterías eléctricas, el rendimiento depende del tamaño del automotor. Para recargarlo existen las siguientes opciones: enchufar el vehículo en un tomacorriente convencional por 12 horas; a través de una estación doméstica que el vendedor da al cliente y tarda unas cinco horas para completar la carga o utilizar las estaciones de carga rápida, donde en 20 o 30 minutos se recupera el 80% de la batería.

¿Estas cargas pueden producir desperdicio energético?

Actualmente hay algunas ineficiencias en el manejo de la energía, sobre todo en las madrugadas; por otro lado sería ideal establecer horarios escalonados para las estaciones de carga rápida y continuar capacitando a la población para que use la energía con responsabilidad.

Este sistema revolucionaría el mercado, ¿cómo afectaría a negocios relacionados con vehículos tradicionales?

Hay cambios que afectan a grupos de interés del sector, pero deberán adaptarse, como pasó cuando el primer automóvil sustituyó los carruajes, los vehículos eléctricos prácticamente no requieren mantenimiento, con lo que los negocios se verán obligados a transformarse en tiendas de accesorios o directamente proveedores de estos autos.

Además de convencer a la población e incentivar el consumo energético responsable, ¿qué retos se vislumbran para la movilidad eléctrica?

Primero promover un sistema de incentivos fiscales que arranque la comercialización de estos vehículos, luego un esquema tarifario que permita al abonado conocer cuánto gasta en determinado momento y crear un sistema de medición bidireccional donde aparte de comprar energía, pueda venderla a un precio dinámico que sea rentable para la distribuidora.

En Costa Rica

A continuación algunos datos relevantes sobre el transporte limpio en el país:

  • Actualmente circulan unas 126 vehículos eléctricos
  • Cada automóvil recorre en promedio 180 km por carga
  • Hay un autobús ecológico y 100 bicicletas recargables
  • Próximamente abrirán diez estaciones de carga rápida


Ver comentarios