Logo La República

Jueves, 29 de octubre de 2020



ÚLTIMA HORA


Jueza se las ingenia para atender caso de sospechoso de Coronavirus sin poner en riesgo a población

Realizó audiencia por videollamada con apoyo de fiscal y oficial de la Fuerza Pública

Danny Canales [email protected] | Miércoles 22 abril, 2020 01:55 pm

Jueza, fiscal y abogado en sala de juicio
La jueza Tatiana García, el fiscal y el abogado del implicado atendieron la audiencia por una videollamada.


La jueza de Flagrancia Tatiana García Araya, utilizó la tecnología para atender el caso de un sospechoso de portar Coronavirus, sin poner en riesgo a la población.

Para ello dispuso hacer el procedimiento de manera remota, por videollamada, y así evitar el traslado del implicado hasta el edificio del Segundo Circuito Judicial de San José, en Goicoechea.

Lea más: Recorte de ¢2.543 millones para el Poder Judicial tiene bendición de diputados

Fue posible por la anuencia del fiscal de turno y la colaboración de uno de los oficiales de policía que aprehendió a la persona juzgada, quien prestó su teléfono particular para realizar el trámite judicial.

Mediante el dispositivo móvil del oficial se presentó al implicado ante el juzgado para realizar la audiencia oral desde propia la delegación de policía donde se tenía detenido.

Por su parte, en la sala de juicio en Goicoechea se encontraban la jueza, el fiscal y el defensor del procesado. Todo el proceso fue grabado con la tecnología con que están equipadas las salas, como parte del procedimiento.

Lea más: Poder Judicial cierra hasta el 13 de abril ante pandemia del Covid-19

De esa manera se resolvió enviar al implicado a arresto domiciliario como medida cautelar, luego de que incumpliera una medida sanitaria impuesta por el Ministerio de Salud, por ser sospechoso de portar el virus.

Al indiciado le ordenaron aislamiento total al haber compartido con una persona con diagnóstico positivo.

Pero a pesar de la orden sanitaria que le impusieron fue sorprendido jugando fútbol en un espacio público en compañía de otras personas.

El incumplimiento de una orden sanitaria girada por el Ministerio de Salud puede ser sancionado con multas que van de ¢1,35 millones a ¢2,3 millones, de acuerdo a si la comete una persona sospechosa o una contagiada.

Este caso aún está pendiente de sentencia.



NOTAS RELACIONADAS







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.