Intervención del Banco Central la más alta desde 2014
“Las nuevas regulaciones pretenden que los intermediarios financieros manejen más dólares”, aseguró Vidal Villalobos, gerente de estudios económicos de Prival.
Enviar

Colaboró Brandon Flores
El monto total de intervención del Banco Central en el mercado cambiario durante el primer trimestre de 2017 ascendió a $176 millones, la cifra es la más alta desde 2014. Los economistas concuerdan con que esta ha sido la herramienta utilizada para que el tipo de cambio no reporte fluctuaciones violentas.
Durante el primer trimestre de 2014 se intervinieron $334 millones. En 2015, $75 millones y en 2016, unos $12 millones.
“El monto de intervención es muchísimo más alto al que habíamos notado. Esto se debe a políticas regulatorias del Banco Central sobre la suficiencia patrimonial de los intermediarios financieros que tiene que corresponder con la colocación de créditos y por lo tanto, han presentado regulaciones en las dualidades entre las tasas de interés y el tipo de cambio”, aseguró Vidal Villalobos, gerente de Estudios Económicos de Prival.

Agregó que la causa del movimiento que ven es que las entidades financieras se preparan para ajustar su patrimonio y sus activos a las regulaciones que el Banco Central pide.

“Los nuevos requerimientos sobre posición en moneda extranjera obligaron a bancos muy importantes del país a adquirir más dólares en el mercado para cumplir con dicho compromiso”, agregó.

Y es que ese los lineamientos del Banco Central han sido consistentes con su política de evitar fluctuaciones violentas en el tipo de cambio, ya que reducir la volatilidad en este precio evita que las personas tomen decisiones influenciadas por comportamientos de muy corto plazo, que serían inconsistentes a mediano y largo plazo, aseguró Luis Diego Herrera, economista de Grupo Financiero Acobo.

“El BCCR posee la potestad de intervenir en el mercado en respuesta a la política de evitar fluctuaciones violentas en este precio, más cuando las reservas del BCCR cuentan con un nivel holgado ($7.294 millones) lo que le permite hacerles frente a shocks externos y a las necesidades que tenga a lo interno de la economía”, destacó.

Estimamos que la depreciación anual del colón con respecto al dólar será de alrededor del 3%, pero varios factores podrían modificar esta previsión.

Por un lado, un fuerte crecimiento e inesperado en el precio del petróleo podría generar una demanda adicional de dólares que afectaría al alza el tipo de cambio y un incremento mayor al esperado en las tasas de interés en dólares, podría generar que muchos inversionistas cambien sus portafolios a dólares, originando una demanda adicional de la divisa, empujando el tipo de cambio al alza.

Otras visiones

Los economistas afirman que el Banco Central es consecuente con su política de mantener una estabilidad en el tipo de cambio.

Alberto Franco Mejía

Economista
Ecoanálisis

“Es legítimo intervenir para suavizar las tendencias del mercado o neutralizar ataques especulativos. Las condiciones del mercado cambiario se han modificado y pareciera haber una mayor presión por la depreciación del tipo de cambio que durante el año pasado. En ausencia de cierto ajuste al alza en las tasas de interés, es muy probable que el BCCR pierda reservas este año, lo cual es contrario a lo que estimó en su Programa Macroeconómico 2017-2018”.

Melvin Garita
Economista
Independiente

Si el Banco Central es consecuente con la búsqueda de la estabilidad interna y externa de la moneda, la venta de dólares que se está realizando debería propiciar un aumento o normalización de las tasas de interés en colones, producto de una menor cantidad de colones circulando en la economía.
Este eventual ajuste debería contrarrestar las presiones al alza que mantiene el tipo de cambio; sin embargo, las intervenciones por sí mismas, sin que el BCCR ajuste la tasa de política monetaria, no propiciarán la búsqueda de ese equilibrio del mercado.

Ver comentarios