Huelga en Amazon de Alemania para obtener una convención colectiva
Enviar

Los sindicatos alemanes comenzaron hoy una huelga en la planta de la multinacional Amazon en Coblenza, a la que exigen una convención colectiva para sus 10 mil empleados en Alemania.

La huelga comenzó la madrugada de hoy y se prolongará hasta el jueves.



El sindicato de servicios Verdi pide una convención colectivo para los alrededor de 10 mil empleados de Amazon en los centros de distribución de envíos en Alemania. La multinacional ofrece una gran gama de productos, así como dispositivos electrónicos de marca propia, para su venta a través de Internet.

Verdi quiere que las condiciones de trabajo de los trabajadores de Amazon se adecuen a las que ofrecen las convenciones alemanas para vendedores y dependientes de tiendas.

Un total de 150 trabajadores del centro de Amazon en Coblenza dejaron su trabajo al comienzo de la jornada, según el sindicato.

Amazon, en cambio, asegura que solo 50 personas siguieron el paro. La empresa anunció que la huelga no tuvo consecuencias en la salida de envíos en Alemania.

La huelga en Coblenza, donde trabajan unos 1.800 empleados, se prolongará hasta el jueves. Los empleados ya había hecho huelga en septiembre. Entonces se sumaron al paro los empleados de la planta de Leipzig.

Amazon tiene nueve centros logísticos en Alemania. La de Coblenza tiene la extensión de 17 campos de fútbol.

Marko Bärschneider, portavoz de Verdi acusó a la compañía de "destruir a largo plazo la infraestructura de comercios minoristas locales". Los precios bajos de Amazon "se compensan con los sueldos de los empleados".

Amazon asegura que los emolumentos que paga se mueven en el "segmento alto" de los sueldos que ofrecen otras empresas para actividades similares.

La compañía no quiere ofrecer a sus empleados una convención colectiva, pero sus portavoces dicen que una empresa puede ser justa con sus empleados sin ofrecer un convenio.


Ver comentarios