Hotel nicaraguense Mukul, de Carlos Pellas, cierra operaciones por crisis política
Tomada de Facebook Mukul/La República
Enviar

El complejo hotelero Mukul, propiedad de Carlos Pellas, ubicado en Nicaragua y galardonado como uno de los mejores resorts del mundo, cerrará sus operaciones de manera indefinida por la crisis que afecta a ese país.

El cese en las operaciones del hotel, parte de la colección Auberge, de la que también forma parte Hacienda AltaGracia ubicada en Pérez Zelendón -al sur de Costa Rica- se debe a la cancelación de ser reservaciones y la ausencia de turistas en las instalaciones, informó La Prensa.

Pellas cuenta con negocios en el sector bancario, automotriz y en el mercado de bebidas alcohólicas como el ron Flor de Caña.

“Desafortunadamente, la trágica situación que estamos viviendo, además de embargarnos de luto y dolor, ha deteriorado significativamente la marca país Nicaragua, lo que ha repercutido en la industria turística, que se encuentra prácticamente paralizada. Mukul, Auberge Resorts Collection no es una excepción. Los huéspedes han abandonado el resort y las cancelaciones se multiplican, al extremo que en los últimos días no hemos tenido un solo visitante”, explicó la compañía en un comunicado.

La decisión fue calificada por la administración del inmueble como una de las más difíciles de su historia.

El Mukul, an Auberge Resort, específicamente en  Playa Manzanillo, Guacalito de La Isla, Rivas; ha destacado entre los mejores resorts familiares vacacionales, así como entre los mejores hoteles de Centroamérica en publicaciones de la revista Condé Nast Traveler.




Ver comentarios