Hombre fuerte de Trump Tower planea abrir hoteles más populares
Danziger se unió a Trump Hotels en agosto de 2015. Bloomberg/La República
Enviar

Eric Danziger lleva una insignia en la solapa del traje que envía un sutil mensaje al Servicio Secreto de Estados Unidos: es un hombre de Trump.

El distintivo de diez lados permite a Danziger evitar la seguridad dentro de la Trump Tower, un privilegio concedido a tal vez una docena de personas.

Danziger, se puede decir, ya no es un ejecutivo común. Como jefe del negocio hotelero de Trump, ocupa uno de los puestos más exclusivos del mundo empresarial estadounidense. Y uno de los más raros.

Desde que Donald Trump ingresó en la Casa Blanca, Danziger trabaja para expandir el negocio hotelero de la primera familia, mientras refuta sugerencias de que él, junto con los hijos del presidente, Donald Jr. y Eric, están tratando de monetizar la presidencia de Estados Unidos.

Danziger, de 63 años, se burla de la sugerencia. "Hay cero conflictos", dice. "Cero."

Ha sido una carrera notable para Danziger, quien pasó por Starwood Hotels & Resorts Worldwide y Wyndham Worldwide antes de unirse a la Organización Trump hace 22 meses, cuando una victoria de Trump parecía una posibilidad muy remota.

Las preguntas acerca de cómo la Organización Trump aborda los conflictos, reales o percibidos, no desaparecerán.

La semana pasada, Danziger dio a conocer su último intento de tornar más popular la exclusiva marca Trump con una cadena hotelera que proyecta una imagen típicamente estadounidense. El plan: abrir hoteles bajo el nombre American Idea comenzando en Mississippi, uno de los estados más pobres de la nación.

"Ahora tiene un trabajo terriblemente difícil con muchas oportunidades debido al alto perfil de Trump, pero también muchos desafíos", dijo David Loeb, fundador de Dirigo Consulting LLC y analista veterano del sector del alojamiento.

Los inversionistas extranjeros ahora son tabú. En abril, Trump Hotels cortó su vínculo con un socio que había promocionado sus planes para un hotel Scion en Dallas, que iba a ser financiado por inversionistas de Turquía, Qatar y Kazajstán. Scion es la nueva cadena de cuatro estrellas de Trump.

Sin duda, Danziger tiene un trabajo interesante. Es miembro del entorno de Trump pero, de alguna manera, siempre será un extraño porque no pertenece a la familia. En la Trump Tower, se lo conoce como Ed, en lugar de Eric. Otro Eric -uno que lleva el apellido Trump- trabaja allí también, después de todo.

"No soy un político", dice Danziger. "Soy simplemente un empleado de hotel, y todo lo que hago es gerenciar hoteles".

Danziger se unió a Trump Hotels en agosto de 2015, dos meses después de que el entonces candidato Trump irritó a los chefs José Andrés y Geoffrey Zakarian -y a millones de votantes- con sus comentarios de campaña antimexicanos, que hicieron que estos chefs huyeran de los restaurantes que se planeaba abrir en el lujoso hotel de Trump en Washington.


Ver comentarios