Holanda humilla a España
Iker Casillas tuvo un partido para el olvido, al igual que su selección. Holanda hizo fiesta. Javier Soriano-AFP/La República
Enviar

Holanda humilla a España

Apareció la “naranja mecánica” para golear a la campeona del mundo

Ni Holanda se imaginó un inicio de Mundial así, ni mucho menos España.
En el reencuentro tras la final de Johannesburgo hace cuatro años, los holandeses cumplieron con su esperada venganza goleando 5-1 a la campeona del mundo.
El juego cargado de expectativas tuvo dos caras muy distintas, los ibéricos fueron mejores en el primer tiempo aunque no pudieron concretarlo en el marcador que acabó empatado a uno.
Tras un penal algo polémico sobre Diego Costa, que Xabi Alonso se encargó de marcar, apareció Robin Van Persie para empatar con un cabezazo espectacular.
Holanda había cumplido en esos 45 minutos iniciales, esperar a España y tratar de contragolpear.
Pero para el complemento, la campeona del mundo se hundió, sumó errores de todo tipo y esta vez no tuvo perdón alguno de su rival.
Robben le robó la espalda a Piqué, controló perfectamente y luego le amagó para dejar el defensa en el suelo y rematar imposible para Casillas.
Un balde de agua fría para los españoles, que vieron cómo Van Persie se estrellaba con el horizontal.

La defensa de “La Roja” se ahogaba poco a poco, se llenó de desconfianza y los holandeses comenzaron a encontrar autopistas rumbo al marco de Casillas.
Todavía tenía España opciones de optar aunque fuera por el empate, aunque Holanda decidió que era tiempo de acabar con las esperanzas del rival.
Un tiro libre largo, en el cual Iker recibió falta de Van Persie pero el árbitro no pitó, apareció De Vrij en el segundo palo para marcar a placer.
Fuera del partido, los cambios de Del Bosque no surtieron efecto. Sin Xabi Alonso perdió aún más el centro del campo y Pedro, el jugador en mejor forma de la Roja cuya suplencia sorprendió, no pudo levantar de la lona a su equipo. Su testarazo lo sacó Cillessen y Silva marcó en fuera de juego.
Con España superada, Casillas sacó las que pudo y acabó cometiendo uno de los errores más graves de su carrera. Un pase atrás de Ramos lo controló mal. Van Persie, más listo que nadie, le robó la cartera y marcó tranquilamente.
Y el broche lo puso Robben, con su partido soñado, deseando que nunca acabase para borrar tanto dolor por su mano a mano fallado en Johannesburgo. Definió bien y hasta dejó en evidencia a todos sus rivales. A alta velocidad se fue de todos, tumbó a Iker y cerró una goleada histórica.
España comienza de la misma forma que el último Mundial, con derrota. Tan abultada que la empuja a la depresión y la deja en el alambre para jugarse el todo o nada con Chile y Australia ya sin margen de error.
Mientras Holanda se confirmó como uno de los candidatos para llegar a la gran final.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios