Hermanos crean galería de postres llamada Divino Pecado
“Gran parte de la remodelación y diseño del local fue realizada por nosotros, esto nos ayudó a reducir costos, como emprendedores esto a nivel de números es positivo sobre todo cuando se inicia un negocio”. Adrián y Juan Montero, propietarios de Divino Pecado. Esteban Monge/La República
Enviar

La fusión entre un ingeniero y un chef dio como resultado Divino Pecado. Adrián y Juan Ignacio Montero son dos hermanos emprendedores que tomaron la decisión de iniciar su propio negocio, con un concepto diferente en lo que se refiere a postres.

El término emprendedor no es nuevo para ellos, inicialmente incursionaron en el frenesí del mercado de las cervezas artesanales, negocio que iba bien, pero su deseo por reinventarse y generar nuevas ideas, los llevó a crear Divino Pecado, un concepto vanguardista de galería de postres, helados y chocolatería muy artístico y de alta calidad.

“Hemos sido muy dulceros y buscamos crear algo diferente; mi hermano que es chef y yo ingeniero, asumimos el reto de crear esta empresa con el objetivo de traer nuevas tendencias gastronómicas a Costa Rica, por eso decidimos ingresar al mundo del helado tailandés y de la chocolatería”, dijo Adrián Montero, copropietario de Divino Pecado.

Dentro de la dulce oferta, surge como protagonista el helado al estilo tailandés, preparado en una plancha fría combinando ingredientes con una base láctea. Como resultado se obtiene un cremoso y fresco rollo de helado.

“Ser emprendedor y crear una empresa es un camino que está lleno de retos, sobre todo cuando se trata de incursionar en un concepto nuevo y lograr la aceptación del público, pero esto no da pie a limitarse y ser emprendedor”, agregó Montero.

En cuanto al diseño del local, se realizó bajo el concepto de una galería de arte, por lo que el espacio tiene vitrinas colocadas de manera estratégica para dar protagonismo a los postres.

“Gran parte de la remodelación y diseño del local fue realizada por nosotros, esto nos ayudó a reducir costos, como emprendedores a nivel de números es positivo cuando se inicia un negocio”, indicó Montero.

Helados de vino tinto con uvas negras, tocineta con miel de maple, melocotón con menta y arándanos, son algunos de los pecados que puede cometer en este local que se ubica en el Centro Comercial Vía San Juan, en Curridabat.

Sobre la empresa

Nombre Divino Pecado
Ubicación Curridabat
Socios Adrián Montero y Juan Ignacio Montero
Información  4081-0768
Sitio Facebook/DivinoPecadoCR

Ver comentarios