Logo La República

Sábado, 5 de diciembre de 2020



NOTA DE TANO


“He trabajado en La República, la mitad de su vida”

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 02 noviembre, 2020

Orgulloso de mis 35 años en las páginas deportivas del diario.

Llevo 35 años trabajando para LA REPÚBLICA, exactamente la mitad de la vida del diario, fundado en octubre de 1950.

Quiero contarles cómo ingresé.

A inicio de 1981 fui despedido como redactor deportivo de La Nación. La enfermedad del alcoholismo me hizo perder la batalla, tras decenas de oportunidades que me dio la empresa.

Lea más: Periodismo deportivo con nuevos “orientadores”

Luis Cartín Jr., hermano, amigo de barrio, compañero de colegio, me dio la oportunidad de trabajar en La República “por destajo”, dado que yo seguía consumiendo alcohol. Lo hice de 1981 hasta inicios del 85, “jalándome” un sin número de “tortas”, que lógicamente causaban un caos en la sala de redacción.

La más grave, la noche que jugaron en Estados Unidos un amistoso Costa Rica e Italia, en 1984, juego que ganaron los ticos con gol de Enrique Rivers.

Debía permanecer en la redacción para recibir la información y escribir la crónica del juego, pero me desaparecí antes y me fui a beber dejando el periódico tirado. Don Joaquín Vargas Gené, director del periódico no me la perdonó.

En julio de 1985, Dios hizo el milagro y dejé de beber alcohol.

En diciembre de ese año, los compañeros del Colegio, Angeles 60, celebrábamos 25 años de bachillerato y se preparó una fiesta monumental en las instalaciones del colegio en La Sabana.

Mejenga, paella elaborada por Memo Constenla, música y desde luego guaro, mucho guaro.

Lea más: Página de oro del periodismo deportivo

Yo tenía cinco meses de no beber y todos los días asistía a reuniones de AA. No todos mis compañeros de colegio lo sabían.

Terminada la mejenga, que me la jugué completa, llegó la hora de los tragos y dije a mis compañeros que yo me encargaba del bar. Se quedaron estupefactos, algunos se opusieron a la idea.

Sin embargo, por más de tres horas estuve preparando tragos y sirviéndolos a mis compañeros y sus familias y yo tomando gaseosas. Mis tres hijas me acompañaron en el festejo.

Era la segunda semana de diciembre.

Al caer la noche y terminada la fiesta, entre los abrazos de las despedidas, se me acercó Cartín Jr. Y me dijo.

“Tano, estoy sorprendido, te he mirado toda la tarde sirviendo licor, temeroso de que en algún momento te tomaras un trago. No lo hiciste. Creo que mereces otra oportunidad laboral. Siento que esta ves si vas en serio con tu recuperación”.

Luisito me reabrió las puertas de deportes de LA REPÚBLICA, con la anuencia de don Joaquín, Director y Yehudi Monestel subdirector e ingresé el 21 de diciembre de 1985. En julio 1986 fui nombrado jefe de deportes y aquí seguimos contando.

¡Gracias a tantos buenos amigos!

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.