Logo La República

Domingo, 18 de abril de 2021



ÚLTIMA HORA


¿Hay secuelas de la pandemia en las emociones de sus hijos? Siga estas diez recomendaciones

Karla Barquero [email protected] | Viernes 02 abril, 2021 11:15 am

Una persona sosteniendo un dibujo de tristeza
Elaboración propia/La República


Durante 2020, el Centro de Orientación e Información del PANI recibió 1.345 motivos de ideación suicida y el Centro Nacional de Intoxicaciones reportó 2.290 intoxicaciones con tendencia suicida, entre el 1 de marzo 2020 y el 17 de febrero 2021.

Lea más: Estados depresivos en población tica incrementaron en 50% desde iniciada la pandemia

“La pandemia ha sumado un factor de estrés social muy agresivo, que ha afectado a todas las personas en el mundo. Los niños, niñas y adolescentes también han presentado consecuencias emocionales por el largo período de aislamiento social, no relacionarse con sus amistades, la incertidumbre, el temor ante un virus invisible y muy contagioso, el miedo a enfermarse o a perder un ser querido, la falta de claridad acerca del futuro, entre otras”, indicó Carol Guzmán, psicóloga del PANI.

Lea más: Maltrato infantil aumentaría debido a confinamiento por Coronavirus

Es por esto que el PANI brinda diez recomendaciones para atender las manifestaciones emocionales que la pandemia ha causado en niños, niñas y adolescentes.

  1. Un entorno familiar adecuado es muy importante. Una familia que transmita seguridad y apoyo es la mejor estrategia para la prevención. El sentido de pertenencia a un grupo familiar que protege y escucha a sus miembros es clave.
  2. Los amigos y el grupo de iguales pueden contribuir para identificar algún riesgo. Mantener buenas relaciones y contacto con las amistades y relaciones sociales de los hijos puede ser una forma de prevenir y de tener acceso a información importante. Las redes sociales también son parte de este ámbito.
  3. Esté alerta ante cambios inesperados de conducta, a la dificultad para concentrarse, falta de energía, cambios en el apetito y, es básico, mantener una comunicación fluida en la familia.
  4. No se deben subestimar las intenciones suicidas ni los pensamientos frecuentes o recurrentes sobre la muerte. Si se llega al punto en que la persona plantea la posibilidad del suicidio y lo manifiesta abiertamente, se debe acudir inmediatamente a la ayuda profesional.
  5. Los jóvenes deben sentir y saber que tienen a quien recurrir y verse respaldadas por personas significativas para él o ella.
  6. Propicie un entorno donde las personas jóvenes puedan expresar sus sentimientos y preocupaciones, sin que se sientan juzgadas o señaladas.
  7. Los menores de edad necesitan sentirse rodeados de adultas responsables, que les escuchen y acompañen en la búsqueda de soluciones.
  8. Las conductas autodestructivas también se presentan en otras formas como consumo de drogas, aislamiento, tomar medicamentos sin prescripción o justificación médica. Si observa estas conductas en sus hijos o hijas, pregúntele si se está sintiendo mal o si ha pensado en quitarse la vida.
  9. Edúquese con respecto a los mitos y las señales de la ideación suicida. No tenga miedo a conversar acerca del tema y a preguntar. No subestime las alertas que identifique. Recuerde que el suicidio se puede prevenir.
  10. Establezca una red de apoyo. Esta debe estar conformada por amistades, familia, instituciones u organizaciones locales, que pueden apoyarle, brindándole información o poniendo a su disposición terapias, grupos de apoyo, servicios médicos o psicológicos.

NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.