HARVARD
Enviar
Harvard
INFUNDA ATENCIÓN COMO UN EJECUTIVO

La presencia ejecutiva no es una cualidad innata; es un conjunto de comportamientos que puede aprender con el tiempo. Independientemente de si es tímido por naturaleza o sumamente social, puede mejorar su presencia:

1 Enfóquese y relájese.

La calma es la base de la presencia. Use la respiración como ancla a la que recurrir cuando se estrese o empiece a perder foco.

2 Gane conciencia.

Para cambiar su comportamiento necesita saber cómo lo perciben. Ponga atención a cómo reacciona la gente con usted y pida retroalimentación sincera a gente en la que confíe.


3 Practique con apoyo.

Comunicar a un colega o mentor que está trabajando en su presencia puede aumentar sus habilidades y confianza.


SUPERE UN SILENCIO INCOMODO

Las discusiones durante las reuniones pueden ser abundantes o escasas. O todo mundo habla o nadie dice nada. La próxima vez que en su reunión se haga el silencio, pruebe estas tácticas:

1 Déjelo así.

Espere un momento antes de romper el silencio y hacer una sugerencia. Puede ser que el grupo necesite tiempo para reflexionar una idea.

2 Menciónelo.

Diga lo que está pasando y haga preguntas al grupo: “Parece que nos hemos quedado callados. ¿Alguien quiere decir qué está pasando?”

3 Tome un descanso.

A veces un breve descanso permite que la gente pueda reenfocarse.

EVITE EL LENGUAJE SIN SENTIDO

Las frases inútiles, como “para ser honesto’’ y “como ya dije’’, a menudo se deslizan en reuniones y presentaciones. Usar estas expresiones socava su credibilidad. Intente reemplazar estos rellenos con cosas con significado haciendo lo siguiente:

1 Cambie del condicional al declarativo.

Hilar afirmaciones con frases como “creo’’ o “pensamos’’ debilita su argumento. Refuerce sus puntos yendo al grano. Si debe usar el condicional, pruebe algo más fuerte, como “estamos seguros que’’ o “esperamos’’.

2 Sea positivo.

Las declaraciones negativas suenan defensivas y no proveen información. En lugar de decir “lo que no somos’’, diga a su audiencia lo que sí es usted.

REDUZCA EL PAVOR ESCENICO

Una buena preparación reduce la ansiedad de las presentaciones. La próxima vez que tenga que pararse frente a una audiencia, siga estos tres pasos:

1 Esté seguro de su tópico.

La audiencia ya cree que usted es el experto, así que no intente mentir. Si la gente percibe que tiene dudas sobre su propio material, perderá su confianza.

2 Imagine preguntas que la gente podría hacerle.

Construya respuestas antes de hacer su presentación. Incorpore las respuestas en su discurso o esté listo para mencionarlas durante una sesión de preguntas y respuestas.

3 Memorice el primer minuto de su presentación.

La mayor ansiedad se experimenta al principio del discurso. Saber la apertura de su presentación le dará un buen inicio.


TEMAS DE CONVERSACION
Estatus alto confiere a la gente ilusión de aprobación

Sujetos de investigación a los que se les preparó para que se creyeran de estatus alto informaron ver 19% más sonrisas en la cara de la gente que juzgó su trabajo que los sujetos que se consideraban de bajo estatus, la Universidad de Nueva York y la Escuela de Negocios de Londres. Eso se debe a que el estatus de una persona pinta su percepción de aprobación. Por tanto, parece evidente que de todas las recompensas del éxito (reconocimiento, ingreso, promoción), la más valiosa es el esquema mental de estatus alto, sugieren los investigadores.

Leer información irrelevante afecta capacidad para pensar

Los participantes de una investigación que leyeron información inútil sobre futuras contrapartes de un negocio tuvieron un 46% menos de probabilidad de identificar cuestiones importantes en la negociación que la gente a la que no se dijo nada, sugiriendo que la información irrelevante obstaculiza el razonamiento claro, según Margaret Neale, de la Universidad de Stanford, y Scott Wiltermuth, de la Universidad del Sur de California. Además, afirmaciones como “esta persona prefiere cierta cantidad de cambio y variedad y se disgusta cuando se siente acotada por restricciones y limitaciones’’ tendieron a ser calificadas como ventajosas, indicando que los participantes no pudieron percibir la inutilidad de la información que se les proporcionó, informan los investigadores.

Ver comentarios