Google siente amenaza de la UE a iniciativa de Android gratuito
Foto Bloomberg.
Enviar

La estrategia de Google de regalar software para teléfonos móviles estará en riesgo si los reguladores antimonopolio de la Unión Europea le ordenan cambiar los acuerdos de distribución con fabricantes de teléfonos y operadores de telecomunicaciones, publicaron el jueves en un blog importantes abogados del gigante motor de búsquedas.

Google le está diciendo a la UE que el sistema operativo Android "no ha dañado la competencia" cuando se instala en teléfonos y tabletas de manera gratuita y bajo condiciones estrictas, dijo en el blog el abogado principal de Google, Kent Walker. Una arremetida de la UE a ese modelo "enviaría una señal no intencionada de que se favorecen plataformas cerradas por sobre plataformas abiertas" y socava la manera en que la compañía intenta proteger y promover su software.

Google presentó el jueves su respuesta formal para contestar a los cargos realizados por los reguladores de que la empresa utiliza su poder como el proveedor líder de software telefónico a nivel mundial para imponer sus programas de búsqueda e internet a miles de millones de usuarios móviles. La UE envió en abril un reclamo formal antimonopolio a Google, acusando a la compañía de elaborar contratos restrictivos en los que exige a los fabricantes de teléfonos que instalen aplicaciones de Google y de pagar a los operadores de telecomunicaciones para colocar el motor de búsquedas de Google en los dispositivos.

La investigación de Android es una de las tres que Google, propiedad de Alphabet Inc., está repeliendo para evitar multas potencialmente enormes y cambios radicales a la manera en que opera. La UE ahora debe ponderar las respuestas de Google a sus reclamos en contra de Android y sus servicios de publicidad en línea y comparación de compras antes de sopesar decisiones que pueden multar a la compañía con hasta 10% de sus ingresos anuales.

"Distribuir productos como Google Search junto con Google Play nos permite ofrecer gratis toda nuestra serie, en lugar de -por ejemplo- cobrar tarifas de licencias por adelantado", dijo Walker. "Esta distribución gratuita es una solución eficiente para todos: reduce los precios para los fabricantes de teléfonos y los consumidores, al tiempo que nos permite sustentar nuestra importante inversión".

Los reguladores subestiman la importancia de los esfuerzos de Google por crear una versión común y consistente del software de modo que los teléfonos y aplicaciones sean compatibles, dijo Walker, refutando una queja de que la compañía evita injustamente la creación de otras versiones del software. Tal fragmentación es una preocupación para los desarrolladores que quieren que los programas operen sin contratiempos en todos los dispositivos Android, dice.

Google carga en los teléfonos junto con Android 11 aplicaciones, incluidos sus servicios de mapas y búsqueda. Walker añadió que estas usualmente representan menos de un tercio de las aplicaciones precargadas y que pueden eliminarse en cualquier momento. Google además impugna la visión de la UE de que Android no compite directamente con el software de Apple Inc. cargado solo en los productos Apple.

La Comisión Europea recibió la respuesta de Google y la analizará cuidadosamente antes de tomar cualquier decisión sobre cómo proceder con la investigación, dijo en un correo electrónico el vocero Ricardo Cardoso.

Fairsearch, grupo que incluye a TripAdvisor Inc. y Nokia Oyj, instó a la UE a persistir en el caso hasta el final "y exigir a Google que cambie su conducta de modo que los consumidores puedan beneficiarse de la innovación resultante de un mercado competitivo para búsquedas, buscadores y todo lo demás en un teléfono inteligente". La entidad solicitó a la UE en 2013 investigar a Android.


Ver comentarios