Enviar

Fuera del negocio, grupos narco

201307150921181.drogas.jpg
Transportar la droga de Sur a Norte, y mover dinero en sentido opuesto, es parte de la labor que desempeñan las organizaciones narco en el país, estos grupos se componen de diferentes maneras y operan según el lugar.

En lo que va del año, las autoridades lograron desarticular 38 pequeños grupos locales dedicados al narco, es decir que mantienen el control de una comunidad.

Generalmente las organizaciones locales abastecen de droga a pequeños barrios o centros de cantones mediante diferentes modalidades como la venta por medio de distribuidores en motos o carros y por lo general tienen luchas de poder con otras pandillas por el control del lugar.

Este tipo de enfrentamientos producen otros delitos como los homicidios por ajuste de cuentas o por defensa del territorio.

Otros grupos que operan en el país son los clanes familiares, que se componen por padres, hijos, primos o nietos de una misma familia y que operan en sectores más exclusivos, controlan movimientos de droga y la venden solo a compradores en cantidades más grandes.

Entre las organizaciones locales, 13 de tipo familiar fueron intervenidas por la Policía de Control de Drogas en el área metropolitana y en zonas rurales.

Las ventas de marihuana y cocaína siguen siendo las actividades más importantes a las que se dedican los grupos narco en el país, los decomisos de la policía comprueban que la actividad comercial ilícita se abastece principalmente de ambos tipos de drogas.

En cantidades más pequeñas, pero mucho más caras, aparecen las drogas sintéticas como el éxtasis y los químicos que son consumidos en menores cantidades, pero con efectos alucinógenos más fuertes para quienes las compran.

Traficar mayores cantidades de droga, usar regiones del país como bodegas y abastecer a los pequeños vendedores son funciones propias de los carteles o grupos internacionales que también operan en el país, 13 de ellos fueron intervenidos por las autoridades en los primeros seis meses del año.

Los últimos ocho años dejaron 709 grupos narco o de crimen organizado intervenidos, la mayoría operaban solo en el país de forma local en comunidades.

Mientras que poco más de 100 organizaciones trabajaban en red con carteles internacionales que ingresaban cargamentos de droga al país en coordinación con otros clanes de la región centroamericana para conectar el puente entre el norte y el sur del continente.

Manuel Avendaño
[email protected]

Ver comentarios