Enviar
Fracciones piden destitución de Kevin Casas

• PAC, libertarios y Frente Amplio criticaron al Vicepresidente y a un diputado liberacionista por supuesta estrategia para referéndum

Carlos Jesús Mora
[email protected]  

Los diputados de varias fracciones políticas exigieron ayer la renuncia o destitución de Kevin Casas, segundo vicepresidente de la República, así como de Fernando Sánchez, legislador de Liberación Nacional.
La petición obedece a una publicación realizada por el Semanario Universidad en su edición de ayer, en la que se publicó un memorando supuestamente enviado por Casas y Sánchez al presidente Oscar Arias y al ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, en la que exponen una serie de sugerencias y estrategias para fortalecer la campaña a favor del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta).
En la misiva el Segundo Vicepresidente y el diputado herediano supuestamente recomendaron al Ejecutivo “estimular el miedo” en la propaganda.
“El miedo” que debía infundarse en la población, debía ahondar en aspectos como el temor a perder empleos, el ataque a las instituciones democráticas, a la supuesta injerencia extranjera en el “no” y al “efecto negativo” de un triunfo del “no” sobre el gobierno.
“Esta es una estrategia maquiavélica y corrupta, don Kevin y don Fernando deben renunciar a sus puestos si verdaderamente tienen conciencia”, dijo Alberto Salom, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC).
Al igual que los rojiamarillos, el Movimiento Libertario y el Frente Amplio se sumaron a la exigencia pues consideran que “los hechos son graves”.
“Si el Presidente no destituye a estos señores está colaborando con esta artimaña”, dijo José Merino, diputado del Frente Amplio.
Sin embargo, a pesar del enojo de los opositores y de la publicación, Casas se limitó a decir vía telefónica “que no se iba a referir a su correspondencia privada”.
Por su parte Sánchez sí reconoció la veracidad del documento y afirmó que la estrategia se planeó tras analizar los hechos sobre un debate del Cafta en San Isidro de Heredia en donde los ánimos de ambas partes se subieron.
Tanto Casas como Sánchez restaron importancia a lo dicho en la carta, y aseguraron que lo grave era la “obtención delictiva” de este documento.
Por su parte el presidente Oscar Arias también restó importancia al hecho.
“No es conveniente, a escasas semanas de la realización del referéndum, hacer una tormenta en un vaso de agua, ya que algunos han llegado al extremo de insinuar la sedición y el no reconocimiento del resultado en las urnas”, dijo el gobernante a través de un comunicado.
A un mes exacto de la celebración de la consulta popular, ambos sectores prevén un mayor calentamiento de los ánimos en la sociedad y en la Asamblea Legislativa.
Ver comentarios