Enviar
Ford hará multimillonaria inversión en México

México
EFE

La compañía estadounidense Ford realizará en México la mayor inversión que el sector automotor mexicano haya recibido en su historia con un desembolso de $3 mil millones que permitirán la creación de 30 mil empleos directos e indirectos.
Alan Mulally, presidente mundial de Ford Motor Company, anunció en la capital mexicana que “durante los próximos meses” la empresa modernizará una ensambladora de automóviles, una planta de motores y
construirá una fábrica de transmisiones.
Mulally precisó que $2.400 millones serán aportados directamente por Ford y unos $600 millones por “la base local de proveedores” de la compañía.
“México es una pieza central de la estrategia global de Ford, de hecho, ha sido desde 1925 cuando llegamos al país, y claramente seguirá siendo central para nuestro futuro”, destacó el ejecutivo de la segunda armadora de automóviles estadounidense, después de General Motors.
En primer lugar, Ford planea rehabilitar con $1 mil millones la planta que posee en el municipio de Cuautitlán Izcalli, vecino a la capital mexicana, para ensamblar el nuevo modelo Ford Fiesta y exportarlo al mercado de Norteamérica.
El directivo auguró que el nuevo Fiesta “inaugurará un nuevo capítulo en la historia del popular compacto de Ford, del cual se han vendido más de 12 millones de unidades desde su introducción en 1976”.
La compañía, que apenas en el primer trimestre de 2008 regresó a los números positivos tras varios años de pérdidas consecutivas, ampliará además la planta de motores que posee en el norteño estado de Chihuahua con una inversión de $800 millones, con la idea de alcanzar una capacidad de producción de 800 mil motores al año.
La idea es elaborar, además del motor I-4, que se fabrica allí actualmente, motores a diesel para camiones ligeros y medianos que se exportarán a diferentes países alrededor del mundo.
Asimismo, mediante una inversión conjunta con el fabricante alemán Getrag, Ford construirá una nueva fábrica de transmisiones en el central estado de Guanajuato, para la que ambas empresas destinarán una inversión de $500 millones.
En estas instalaciones se desarrollarán las trasmisiones para el nuevo Fiesta y otros modelos.
Con todas estas operaciones Ford, que inauguró su primera planta en México de manos del propio fundador de la firma, el estadounidense Henry Ford, calcula que generará alrededor de 4.500 empleos directos, y 25 mil indirectos.
El presidente de México, Felipe Calderón, subrayó durante la presentación del plan inversor que la inversión de Ford equivaldrá “a más del 13% de la inversión extranjera directa total registrada el año pasado”, cuando el país recibió $23.600 millones.
“Es un gran día para la industria, para el empleo y para México; es un gran día porque se anuncia la mayor inversión, por
lo menos en un evento así, en una decisión conjunta, la mayor inversión en manufacturas del país”, manifestó Calderón.
“La industria automotriz mexicana es una muestra de que México puede competir y puede ganar en los mercados internacionales”, sostuvo el gobernante.
Las mayores inversiones extranjeras en la historia de México se han dado en el sector financiero, donde destaca la adquisición de Citigroup del banco Banamex por $12.500 millones 2001.
La industria de automóviles en México es uno de los pilares de la economía del país latinoamericano y de las principales fuentes de exportación y de inversión.
En esa industria, la décima a nivel mundial, se emplean más de un millón de personas en el país.
El año pasado México produjo 2,22 millones de unidades de vehículos.
Ford, la primera armadora en instalarse en México, emplea en territorio mexicano a más de 5.616 personas, tiene una sede corporativa en el Distrito Federal y posee una planta de ensamblaje en Hermosillo, que se suma a la de motores en Chihuahua y la de Cuautitlán.
En estas plantas produce los coches Ford Fusion, el Mercury Milan, el Lincoln MKZ, el Ford Ikon, las pick-up y camiones de las Series F, así como los motores I4.

Ver comentarios