Fitch reduce a negativa la nota de la deuda brasileña
La agencia atribuyó su decisión a la persistente debilidad económica de Brasil, al deterioro de sus cuentas fiscales, al significativo aumento del endeudamiento del Gobierno y a los mayores desequilibrios macroeconómicos. AFP/La República
Enviar

Fitch reduce a negativa la nota de la deuda brasileña

La agencia de calificación de riesgo Fitch redujo la perspectiva de la nota de la deuda soberana de Brasil de estable a negativa, pero mantuvo la calificación en “BBB”, el penúltimo nivel entre los países considerados confiables para la inversión.
La agencia, en un comunicado, atribuyó su decisión a la persistente debilidad económica de Brasil, al deterioro de sus cuentas fiscales, al significativo aumento del endeudamiento del Gobierno y a los mayores desequilibrios macroeconómicos.
Según Fitch, esos factores están “elevando la presión sobre el perfil del crédito soberano”.
Pese a que mantuvo la calificación de riesgo que le había otorgada a Brasil y que lo confirma como país aún seguro para la inversión, con su decisión de revisar la perspectiva, la agencia de calificación de riesgo advirtió que puede rebajar la nota en un plazo de entre 12 y 24 meses.
La advertencia se produjo poco después de que el Gobierno admitiera que la mayor economía de América Latina tan solo creció un 0,1 % el año pasado y en momentos en que los economistas de los bancos prevén que Brasil sufrirá una contracción del 1,0% en 2015.
El Gobierno anunció este año un profundo ajuste fiscal, con la reducción de incentivos fiscales y el recorte de gastos, para hacer frente a la coyuntura negativa provocada por el estancamiento económico, la subida de la inflación interanual a su mayor nivel en diez años, la escalada del dólar a su mayor valor en una década y el déficit récord en las cuentas públicas el año pasado.
La Fitch considera que, pese el proceso de ajuste impulsado por el Gobierno “para aumentar la credibilidad y la confianza política, permanecen los riesgos negativos relacionados a su efectiva y duradera implementación” especialmente por la coyuntura política y económica negativa.
“Choques internos y externos adicionales también pueden minar el ritmo y el alcance de las medidas de ajuste”, según la agencia.
La calificadora destacó el fuerte deterioro de las cuentas públicas brasileñas el año pasado, con un déficit fiscal equivalente al 6,5 % del producto interior bruto (PIB) y tras varios años de cuentas estables.
“Fitch proyecta que el déficit público permanecerá alto en 2015 y 2016 por las dificultades (del Gobierno) de alcanzar un superávit primario y por el aumento de los gastos con intereses”, según la nota.
La agencia de calificación aclaró que mantuvo la calificación de la deuda brasileña debido a la capacidad del país de absorber choques gracias a sus elevadas reservas internacionales, entre otros factores.
La calificación de Fitch equivale a la de la agencia Moody's, que le otorgó nota “Baa2” a la deuda del país e igualmente redujo la perspectiva a negativa.
En marzo pasado la agencia Standard & Poor's mantuvo la nota de crédito de Brasil en “BBB-”, el último escalón de los países con grado de inversión, y la perspectiva sobre la calificación estable por confiar en la capacidad del Gobierno de impulsar el ajuste fiscal.

Río de Janeiro/EFE

Ver comentarios