Finlandia logra que Trump le prometa ayudar con la seguridad
La promesa de estar “siempre listo para ayudar a Finlandia” que Trump hizo en la Casa Blanca a su par finlandés, Sauli Niinistö, calmó el temor a que Rusia tenga demasiado margen en la región para reforzar su poderío militar sin trabas. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a poner con firmeza al país norteamericano en el mapa de seguridad de la región del Báltico, que Rusia intenta dominar.

La promesa de estar “siempre listo para ayudar a Finlandia” que Trump hizo en la Casa Blanca a su par finlandés, Sauli Niinistö, calmó el temor a que Rusia tenga demasiado margen en la región para reforzar su poderío militar sin trabas.

Las palabras reflejan el reconocimiento por parte de EE.UU. del compromiso de Finlandia por mantenerse segura, dijo Charly Salonius-Pasternak, investigador sénior del Finnish Institute of International Affairs en Helsinki.

“Los que disfruten del apoyo de EE.UU. deben estar listos para aportar lo suyo, y en este punto Finlandia tiene una historia muy buena para contar, Finlandia no se aprovecha de nadie ni causa problemas. Esa es la actitud correcta para un país pequeño en materia de política internacional”, agregó.

Finlandia, que comparte una frontera de 1.300 kilómetros con Rusia, viene reforzando sus lazos con los países de Occidente tras una década de maniobras de Rusia para presionar a sus vecinos, que culminaron con la anexión de Crimea en 2014.

El país nórdico, que no integra la Organización del Tratado del Atlántico Norte, también aumentará su gasto militar en relación con el tamaño de su economía en tanto comenzará proyectos para sustituir aviones de combate y barcos viejos.

La primera reunión bilateral entre los jefes de Estado de EE.UU. y Finlandia en 15 años subrayó el aporte positivo de los finlandeses a la seguridad global, dijo Salonius-Pasternak en entrevista telefónica.

Finlandia está estrechando los lazos militares con su vecina Suecia, que tampoco presenta una alineación militar y está tratando de convencer a otros países de la Unión Europea para que el bloque se involucre más en las iniciativas de seguridad regional.

Trump ha exigido abiertamente a los miembros europeos de la OTAN que paguen su parte de los costos de seguridad, como han hecho sus antecesores durante décadas.

La reunión bilateral anterior entre los jefes de Estado de ambos países tuvo lugar en 2002, cuando Tarja Halonen se reunió con George W. Bush en la Casa Blanca. El encuentro de Niinistö con Trump también lo ayuda a forjar una relación personal, algo que Trump aprecia mucho, dijo Salonius-Pasternak.

“Claramente, Trump valora las relaciones bilaterales entre los países, pero también las personales, los comentarios que hizo en la conferencia de prensa muestran que, sin duda él tenía una imagen de Finlandia como un país que hace un aporte positivo a la seguridad global en líneas generales”, dijo Pasternak.


Ver comentarios