Expertos del Pentágono retocan software para combatir terrorismo
James Mattis, secretario de Defensa, tiene previsto mostrar su apoyo con una visita a DIUx. Bloomberg/La República
Enviar

Los pilotos de Estados Unidos que realizan ataques contra el Estado Islámico y ramas de al-Qaeda pronto podrían ser dirigidos a objetivos "emergentes”, como vehículos que huyen, emboscadas e intentos de plantar bombas en carreteras, a través de herramientas de planeamiento simplificadas elaboradas en Silicon Valley.

A partir de este mes, especialistas en software de la Unidad de Innovación de Defensa Experimental del Pentágono, o DIUx, pasarán semanas en la sede de la Fuerza Aérea en la Base Aérea de Al Udeid en Catar. Trabajarán con aviadores en una versión beta de una herramienta para remplazar una mezcolanza de chat, Microsoft Excel y Word y otras aplicaciones que ahora se utilizan para coordinar "ataques dinámicos" contra objetivos "emergentes" que no se pueden anticipar con días de antelación.

La actualización de las operaciones aéreas es la tarea más ambiciosa emprendida hasta ahora para DIUx, el puesto de avanzada creado hace dos años del Departamento de Defensa en Mountain View, California. Establecido por el exsecretario de Defensa Ash Carter para aprovechar las ideas creativas de pequeñas e innovadoras empresas que no son del área de defensa, el papel de la unidad en el software de planificación del aire es una señal de que está siendo adoptado por James Mattis, sucesor de Carter.

Mattis también tiene previsto mostrar su apoyo con una visita a DIUx, durante un viaje por la costa oeste. "El secretario ve mucho valor en que nosotros tengamos esta relación en Silicon Valley”, dijo Jeff Davis capitán de la Armada, a periodistas.

La división tuvo un primer año accidentado, lo que llevó a Carter a reiniciar DIUx, remplazando a su primer director por Raj Shah, un expiloto de F-16 y veterano de combate que encabezó una startup. Aunque se especuló que DIUx sería eliminada ya que era un proyecto favorito de la administración de Obama, ha sobrevivido con el fuerte apoyo de Paul Selva, general de la Fuerza Aérea y vicepresidente del estado mayor conjunto.

El mayor logro de DIUX hasta ahora puede ser procesal: desarrollar un proceso de contratación racionalizado que reduzca el tiempo necesario para que las pequeñas empresas de tecnología hagan negocios con una burocracia del Pentágono en sintonía con megaacuerdos con antiguos contratistas de Defensa en Washington.

La unidad ha adjudicado cerca de $71 millones en contratos para 37 proyectos piloto desde junio de 2016. Las empresas contratadas han recibido alrededor de $1.800 millones en capital de riesgo respaldado por inversionistas, entre ellos GV, la rama de capital de riesgo de Alphabet Inc., Andreessen Horowitz y Sequoia Capital, según DIUx.

Ver comentarios