Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Federer sin límites

Dinia Vargas [email protected] | Lunes 13 octubre, 2014

Roger Federer logró su cuarto título del año al ganar en Shanghái. Johannes Eisele-AFP/La República


Federer sin límites

El Masters 1000 de Shanghái, uno de los pocos títulos que faltaban en la vitrina del suizo Roger Federer ya descansa ahí.
Federer, a sus 33 años y con cuatro hijos, aumentó su leyenda —si se puede— un poco más. Sumó su cuarto título esta temporada (Cincinnatti, Halle y Dubai) y aumentó a 81 los torneos ganados (17 Grand Slams y 23 Masters 1000).
La nueva víctima del suizo fue el francés Gilles Simon al que venció por 7-6 (6) y 7-6 (2). Un triunfo de la experiencia.
El juego se definió porque el galo no aprovechó las opciones que tuvo para vencer. Simon disfrutó de saque para sellar la primera manga y de dos bolas de set para dejarse la segunda.
Sin embargo en los momentos decisivos, cuando Simon necesitaba oxígeno, atenazado por los nervios e incapaz de resolver con sus propios tiros, Federer le quitó el aire jugando con precisión quirúrgica.
Federer, actual número dos del mundo tras desbancar a Rafael Nadal, concretó el 70% de primeros saques. Con ellos ganó el 78% de puntos jugados. Con experta mezcla de estrategias y saber aprovechar sus momentos, en una hora y 53 minutos sentenció el encuentro.
“Una semana de ensueño para mí. Tuve mucha suerte de salvar cinco bolas de partido y acabar ganando”, recordó sobre ese juego contra el argentino Leonardo Mayer en la primera ronda donde casi queda eliminado, para después besar el trofeo de campeón.
Simon, número 29 del ranking pero que desde hoy regresará al Top 20, perdió la segunda final de Masters 1000 en su carrera. Sin embargo, se fue de la cancha feliz. “Fue una semana fantástica para mí”, reconoció.
Cuando ya 2014 está echando el telón, cuando ya los mejores bajan el pistón agotados, Federer sigue celebrando triunfos.
La lanzadera perfecta para atacar la Copa de Maestros, la final de la Copa Davis, que enfrentará a Suiza con Francia y por qué no el número uno del mundo.
El mito todavía se conjuga en presente. La leyenda no tiene límites.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR