Enviar

Expulsan a estudiantes de avión por desobedecer

201306041701131.estudiantes-y-celulares.jpg
Lo que prometía ser un viaje de fin de curso para el recuerdo terminó hoy en un sonado fracaso para un grupo de cien estudiantes de un colegio judío de Nueva York que fueron expulsados de un avión por no quedarse sentados y por no apagar los teléfonos móviles como indicó la tripulación.

El incidente tuvo lugar a primera hora de la mañana en un vuelo de la compañía AirTrain que debía despegar del aeropuerto de LaGuardia, uno de los que da servicio a Nueva York, con destino a la ciudad de Atlanta.

"No se sentaban y algunos usaban sus móviles aunque se les pidió que no lo hicieran. Al ver que no atendían a las solicitudes de la tripulación, incluido el capitán, se les pidió que abandonaran el avión", afirmó Brad Hawkins, portavoz de la aerolínea.

El colegio Yeshiva de Flatbush, en el barrio de Brooklyn, dijo a través de su director, el rabino Seth Linfield, que se toma "muy en serio" lo ocurrido y abrirá su propia investigación, aunque a priori considera "injustificada" la medida de la compañía.

El avión de la línea de bajo coste AirTrain, propiedad de Southwest, tenía previsto viajar de Nueva York a Atlanta y salió finalmente con 45 minutos de retraso debido al incidente.

Ver comentarios