Enviar
Estudios Miramax cierran sus puertas
Llegó a ser una de las distribuidoras más importantes de cine independiente

Los Ángeles
EFE

Los estudios Miramax, creados por Harvey y Bob Weinstein y propiedad de Disney desde 1993, cerraron ayer sus puertas después de más de 30 años en la industria, informó la publicación The Wrap.
Las oficinas de la entidad en Nueva York y Los Ángeles cerrarán de manera definitiva tras una decisión de Disney y cerca de 80 personas perderán sus empleos, detalló el portal.
En octubre pasado Disney anunció que reduciría notablemente el número de estrenos de Miramax, ya que las ambiciones de la empresa se iban a concentrar en el mundo digital.
Miramax tenía pendiente la distribución de seis películas, entre ellas títulos como “Last Night” y “The Debt”, protagonizados por Sam Worthington (“Avatar”).
Según The Wrap, esos filmes podrían no ver la luz nunca o, como mucho, lograrán un estreno limitado.
Miramax, que llegó a ser una de las distribuidoras más importantes de cine independiente, puso su firma en películas como “Sex, Lies, and Videotape” (1989), “Reservoir Dogs” (1992), “The Piano” (1993), “Pulp Fiction” (1994), “Beautiful Girls” (1996), “Shakespeare in Love” (1998) y “Gangs of New York” (2002).
Los hermanos Weinstein nombraron a la compañía mezclando los nombres de sus padres, Miriam y Max, y se caracterizaron por su fuerte carácter y sus agresivas campañas para que sus películas tuvieran repercusión en los premios Óscar.
Sin embargo, abandonaron la empresa en 2005 y fundaron The Weinstein Company. Miramax entonces la comenzó a dirigir Daniel Battsek.
Los Weinstein intentaron comprar Miramax en los últimos tiempos, pero se especula con que Disney solo se hubiera deshecho de ella por $1.500 millones, un pedido que los hermanos no iban a aceptar.
Ver comentarios