Logo La República

Domingo, 29 de noviembre de 2020



NACIONALES


Estado Nación reveló brechas

Estudiantes de colegios privados dedican más tiempo al estudio que los de públicos

Casi el 60% de los familiares de estudiantes no se siente bien preparado para apoyarles en el estudio en casa

Karla Barquero [email protected] | Jueves 22 octubre, 2020

Una persona estudiando en su cama con cuadernos y una computadora
Para apoyar el proceso de aprendizaje en tiempos de la Covid-19 el MEP desarrolló las “Guías de Trabajo Autónomo” para que los estudiantes repasaran y reforzaran contenidos vistos antes de la suspensión de las clases presenciales, lo que implicó que muchos padres de familia asumieran un rol clave en el proceso de enseñanza y aprendizaje de sus hijos, explicó Dagoberto Murillo, investigador del Estado de la Educación. Shutterstock/La República


Los estudiantes de los colegios privados le dedican más tiempo al estudio que los de centros públicos.

Así lo evidenció una reciente encuesta del Estado de la Nación con base en información de 2.546 hogares, en donde en el 62,7% había personas estudiantes en preescolar, primaria y secundaria.

Mientras el 22% de los alumnos de los centros privados le dedica más de cinco horas diarias al repaso u otras actividades académicas, tras excluir las lecciones virtuales, solo el 8% de los centros públicos llega a esa cantidad de tiempo de estudio.

Del otro lado, se encontró que el 65% de los estudiantes de educación pública le dedica entre 1 y 3 horas diarias a labores académicas.

En el caso de estudiantes de final de año, esto denota la necesidad que tendrán las universidades de ofrecer programas nivelatorios.

Lea más: Universidades tratarán de nivelar a generación afectada por huelgas y pandemia

Por otra parte, esta brecha también ocurre en primaria, en donde el 61% de las familias consultadas indicó que se dedica entre 1 y 3 horas.

La encuesta también consultó sobre el apoyo de los encargados, para conocer qué tan pre- parados se sentían para ayudar a los estudiantes con el proceso de aprendizaje y las tareas.

En ese caso, el 42% indicó que mucho, 41% que algo y un 17% poco o nada.

En cuanto a los factores que hacen que una familia sienta la percepción de sentirse muy preparada para dar ese apoyo, la razón de probabilidad se incrementa cuando aumenta la edad o si la persona tiene educación secundaria o superior.

Mientras que disminuye cuando en el hogar alguna persona asiste al colegio o algún miembro está matriculado en un centro público.

Por ejemplo, la probabilidad de que la familia asegure estar muy preparada para apoyar a sus hijos es 2,4 veces más alta cuando tiene secundaria completa o universidad que cuando se trata de un hogar donde la persona tiene secundaria incompleta o menos.

“A la imposibilidad que tienen muchas familias de apoyar a sus hijos en las casas se suma el deterioro de las condiciones económicas que enfrentan por problemas de desempleo y reducción de ingresos”, expuso Dagoberto Murillo, investigador del Estado de la Educación.

A su vez, la situación de cambio en las condiciones de empleo ha tenido implicaciones fuertes en la calidad de vida de las familias con estudiantes, pues más de la mitad de ellas reportó que el ingreso no les alcanza y que su situación ha empeorado con la pandemia, lo que también hace que su máxima atención esté puesta en generar ingresos y que el tiempo para apoyar a sus hijos con el estudio sea menor, agregó Murillo.

En ese sentido, la encuesta reveló que el 10% de quienes estaban trabajando antes de la crisis fue despedida y que el 18% tuvo una disminución de la jornada laboral.

Lea más: Clases en todo el país y Bachillerato por Madurez se suspenden

Mientras que en el caso de los propietarios de negocios más de la mitad reportó una caída en las ventas, el 29% el cierre del negocio y 12% dejó de trabajar.

Estos datos refuerzan la necesidad de promover estrategias diferenciadas para atender estudiantes que provenían de hogares vulnerables y con climas educativos bajos, advierte el Estado de la Educación.

“La pandemia del Covid-19 ha permitido al sistema conocer mejor la situación de sus estudiantes y las familias. La labor que realice el MEP, desde sus distintos niveles, para apoyar a los hogares más afectados por la pandemia, a siete meses de la suspensión de clases presenciales, es lo que marcará la diferencia entre la cantidad de estudiantes que quedan atrás o no”, comentó Murillo.


Horas diarias dedicadas al estudio


Al excluir las clases virtuales, las horas diarias que dedican los estudiantes a repaso u otras actividades académicas reportan brechas entre centros públicos y privados.

Cantidad de horas % según tipo Centro educativo
Más de 5 22 privado y 8 público
Entre 3 y 5 29 privado y 23 público
De 1 a 3 44 privado y 65 público


NOTAS RELACIONADAS


Guiselle Cruz

MEP aún discute futuro de colegiales de último año en medio de la pandemia

Lunes 13 julio, 2020

Lo único claro por el momento es la nota que se tomará en cuenta para admisión de universidades.





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.