Enviar
Equipo dopado en pleno


Berlín
EFE

El equipo alemán T-Mobile en pleno estaba dopado al menos en el Tour de Francia 2006, por la práctica de las transfusiones de sangre, afirma el “guru” anti-doping y enemigo personal de Jan Ullrich, el biólogo molecular Werner Franke.
“Según mis informaciones, todo el equipo fue tratado por el equipo de la Clínica Universitaria de Friburgo y fue puesto a punto con sus propios glóbulos rojos”, aseguró Franke, en declaraciones a la radio pública HR.
El experto en dopaje se remite así a las investigaciones sobre dos médicos de esa clínica, ex-preparadores de T-Mobile y actualmente inhabilitados mientras se aclare el asunto.
Las afirmaciones de Franke afectarán a dos ex-ciclistas de T-Mobile que hasta ahora estaban al margen del escándalo de dopaje en ese equipo, Micahel Rogers y Andreas Klöden.
Ullrich, ganador del Tour en 1997 y segundo en cinco otras rondas francesas, quedó excluido ese año pocos días antes de tomar la salida al verse implicados en las investigaciones de la Operación Puerto.
El ciclista ha negado hasta ahora haberse dopado, mientras que varios de sus ex compañeros, como el ganador del Tour en 1996, el danés Bjarne Riis, sí lo admitió, como también Erich Zabel.
El presidente del COI, Jacques Rogge, se refirió este fin de semana, en declaraciones al diario “Süddeustche Zeitung”. al caso de los dos médicos, que calificó de “alarmante”.
Ver comentarios