Logo La República

Lunes, 10 de agosto de 2020



NACIONALES


Entrevista Especial Primera Vicepresidenta de la República

Epsy Campbell: “Veo con mucha esperanza que los jóvenes asumen compromisos para luchar contra el racismo”

Esteban Arrieta [email protected] | Sábado 25 julio, 2020

Epsy Cambell, primera vicepresidenta
Epsy Cambell, primera vicepresidenta. Archivo/La República.


El racismo es combatido a nivel mundial más fuerte que nunca, gracias a los jóvenes que le han declarado una guerra abierta a la discriminación, según Epsy Campbell, primera vicepresidenta.

Es difícil saber cuánto tiempo durará esta lucha, pero Campbell está clara que es un movimiento que ya no se detendrá y que hará una transformación en las próximas décadas.

Al celebrarse hoy el Día Internacional de la Mujer Afro Latina, Caribeña y la Diáspora, Campbell, se refiere a lo que significa ser mujer y afrodescendiente en un país como Costa Rica.

¿Qué significa ser mujer y afrodescendiente en Costa Rica?

Significa ser una costarricense de los grupos étnicos raciales del país, en una Costa Rica que se plantea como pluriétnica y multirracial.

Significa ser una mujer, que en un contexto de 50% de población femenina, está allí.

Implica tener una cultura que no necesariamente es la cultura más reconocida, pero sí tener un poco de todo.

Lea más: “Hay que aprobar leyes que generen consecuencias para actos racistas en el país”: Costa Rica Afro

Para mí ser una mujer afrodescendiente es una oportunidad extraordinaria, porque me ha permitido ser la primera mujer afrodescendiente no solo de Costa Rica, sino también de toda la región.

¿Cree usted que en Costa Rica hay racismo?

No es que yo crea, sino que es una problemática que ha sido reconocida.

Costa Rica es un país que ha aprobado la Convención Interamericana contra el racismo, la discriminación racial y la xenofobia.

Dichosamente, ya tenemos una política para erradicar el racismo y la discriminación racial, al tiempo que el país hace informes permanentemente ante la Comisión de Derechos Humanos para constatar cuáles acciones se han tomado.

¿Qué tan extendido está el racismo?

Es una realidad que impacta el mundo entero.

Tenemos la Convención Internacional contra el Racismo y la Discriminación Racial desde finales de los años 60.

Costa Rica la aprobó hace bastantes años y desde los años 70 participamos activamente denunciando.

Nuestro país es igual al resto de sociedades, que enfrenta discriminaciones históricas, que enfrenta xenofobia, racismo, sexismo, machismo y homofobia.

Estamos en un proceso de cambio cultural importante, pero tenemos que entendernos en ese contexto mundial, en donde el país hace esfuerzos, mientras sectores de la población reclaman derechos para generar una sociedad libre de todo tipo de discriminación.

¿En cuánto tiempo visualiza una Costa Rica sin prejuicios?

Tengo mucha esperanza en los jóvenes, porque en los próximos años de manera acelerada, se van a hacer transformaciones.

A esa generación de Costa Rica y el mundo, la he llamado la generación de la luz, ya que están tomando lo mejor de las generaciones anteriores, en términos de igualdad y de justicia, están poniendo la igualdad y el amor al frente.

Pienso que en Costa Rica veremos una transformación en las próximas décadas.

¿De qué forma se puede eliminar todo tipo de discriminación?

De muchas maneras.

Aquí todos los actores tenemos responsabilidades.

Tiene responsabilidad la educación formal desde la preescolar, hasta la universitaria.

Tiene responsabilidad la empresas privada. En ese sentido, existen países desarrollados y empresas multinacionales, que tienen medidas internas para luchar contra la discriminación y el racismo.

Aquí mismo en Costa Rica, hay una coalición de empresas que tienen políticas afirmativas de contratación para la población afrodescendiente.

Por otro lado, la lucha tiene que ver también con las organizaciones sociales, con acciones concretas al promover la acción y la sensibilización.

En los últimos años, en el fútbol nacional se han impulsado campañas contra el racismo, al igual que lo ha venido haciendo la FIFA en el mundo.

También tiene que ver con los medios de comunicación que deben de promover no solamente espacios, sino también un mayor conocimiento de los grupos étnico raciales no dominantes y no estigmatizar personas por su condición étnica – racial.

Lea más: “El racismo es de siempre, de todos lados”, Sasha Campbell

Cada vez más, veo con mucha esperanza que la gente más joven asume compromisos con los temas que tienen que tienen que ver con la inclusión y la no discriminación.

La gente más joven es más empática, no oculta una situación porque no les sucede a ellos, como sí pasaba en otras generaciones y por ello, están dando luchas importantes.

¿Cree usted que al ser mujer y afrodescendiente se le juzga con más dureza en la función pública en relación con otros actores?

Esa es una pregunta que deben contestar otros, porque dar explicaciones desde la propia experiencia personal tiende a ser subjetivo y una manera de señalar que esta persona dice una u otra cosa, para no enfrentar una realidad de educación y las relaciones entre lo público y las personas que asumen responsabilidades en el sector público.

Yo soy responsable e impulso desde este despacho acciones concretas para la inclusión de mujeres, grupos afrodescendientes y otros grupos que enfrentan discriminación.

¿En su salida de la Cancillería, medió algún tipo de juzgamiento de orden racial o de género?

Es una pregunta que no me compete a mi, ya que es una pregunta que debe contestarse con toda la objetividad del caso.

Los resultados que he realizado son claros, al igual que mi trabajo.

Al margen de eso, pienso que lo más importante es que enfrentemos las raíces de cualquier tipo de exclusión y que los espacios que ocupamos personas como yo, una mujer afrodescendiente, sirvan para abrir puertas y caminar hacia una sociedad libre de discriminación y de racismo.

¿Qué opina de las críticas y manifestaciones racistas en redes sociales?

El 25 de julio es también una fecha importante para celebrar positivamente el aporte de las mujeres afro en lo productivo, lo económico, lo cultural y así poner sobre la mesa de discusión las brechas.

Las opiniones que se dan en las redes sociales pueden ser muy volátiles, algunas tienen un tono un día y otro diferente el día siguiente.

Hemos visto también opiniones tremendamente positivas de personas solidarizándose contra el racismo y discriminación racial, yo siempre quiero ver la parte positiva de la gente y esa posibilidad de construcción de sociedad costarricense en donde quepamos todos y todas.

En Estados Unidos existe una sistemática violación de los derechos humanos de la población afroamericana, pero también hay una consciencia social despierta. ¿Qué tanto impacto pueden tener los movimientos civiles como Black Lives Matter aquí en Costa Rica?

El impacto fue mundial. Hay un despertar claramente, por eso, tanta gente se solidarizó, no solo en Costa Rica, sino también en el mundo entero en las redes sociales.

Incluso, hubo gente en Costa Rica que donó su dinero al movimiento.

Nunca antes, tantas personas no negras, levantaron las banderas de la igualdad y la lucha contra el racismo, además de estar dispuestas a fomentar las transformaciones importantes.

Este tipo de movimientos impactan en la construcción de sociedades más igualitarias, más justas.

En Costa Rica, el consejo de gobierno se solidarizó por la muerte de George Floyd y levantó una bandera contra la discriminación y el racismo.

Vivimos nuevos tiempos y cada vez menos personas están dispuestas a ser cómplices con el silencio.

Durante años los partidos políticos han alzado la bandera de la comunidad LGBT+ y de la mujer, pero el tema de la población afrodescendiente es inexistente, ¿qué opina?

Sí y no.

Hay iniciativas de diputados de la provincia de Limón que se discuten en el Congreso. Recuerdo varios proyectos que se convirtieron en ley para erradicar el racismo en la publicidad o declarar al país pluricultural o pluriétnico.

Maureen Clarke y Jorcelyn Sawyers, son algunas de las exdiputadas que han luchado por ello.

Sin embargo, tenemos que aceptar que no ha sido un tema relevante a nivel electoral, ni que ha servido de llamado a las comunidades afrodescendientes de manera específica.

Yo pienso que eso va a cambiar y que los representantes más jóvenes de los partidos van a levantar esas banderas.


NOTAS RELACIONADAS


Eduardo Cruickshank con fondo de una pizarra con racismo escrito en tiza

Aficionados racistas serán expulsados de estadios por diez años

Miércoles 01 julio, 2020

Las sanciones -económicas o administrativas – también recaerían sobre dueños de equipos, socios de clubes, o entidades o agrupaciones deportivas.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.