Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



CANDILEJAS


Enfermamos al planeta…¿lo atendemos?

Candilejas [email protected] | Viernes 24 agosto, 2018

candilejas
Shutherstock/La República


La Tierra sufre por nuestra forma de vivir y si ella lo hace lo haremos todos. No podemos separarnos del planeta y lo que a él le ocurra repercutirá sobre nosotros.

Sin embargo, podríamos seguir muy bien y a la vez sanar a la Tierra.

Hay personas y organizaciones que han experimentado nuevas formas de vida, de cultura, y disfrutan de saberse parte de la solución y no del problema.

Así, han tomado medidas para ir adaptándose al cambio climático, para reducir paulatinamente las emisiones de gases de efecto invernadero y evitar el aumento de la temperatura promedio del planeta.

Con inteligencia y talento lo hacen manteniendo una buena calidad de vida.

Como ejemplo, enfocaremos las acciones del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica, CFIA.

Pero ellos no están solos en esto. Por el contrario, son parte de una poderosa red que se extiende para rescatar a la Tierra y con ella, a todos nosotros ya que su destino está totalmente ligado al nuestro.

El CFIA trabaja en proyectos como Bandera Azul, que no es algo únicamente para las playas sino para todos los ámbitos de la sostenibilidad.

Por ejemplo, tiene que ver con sustitución del papel por medios digitales, reforestación, voluntariado, clasificación de desechos minimizando el desperdicio y a veces reparando artículos en vez de comprar nuevos.

En general “la gente no analiza las posibilidades de uso que aún tienen ciertos artículos, como los equipos de cómputo por ejemplo, que aunque a veces no sirven ya para un departamento, en otro lugar sí pueden ser útiles si se les arregla y da conveniente mantenimiento”, dice Abel Castro Laurito, Presidente del Colegio de Arquitectos.

En 2050 los países desarrollados tendrán un 30 por ciento de sustitución de mano de obra por robots, agrega el profesional, quien nos explica el cambio en la cultura del trabajo que realizan.

“Tenemos la digitalización de todos los trámites para permisos de construcción. Hemos generado el programa Administrador de Proyectos de Construcción APC y el de Administración de Proyectos de Topografía, APT.

De este modo, nuestro Colegio tiene la plataforma tecnológica necesaria para los diferentes trámites”, explica Castro.

Según él lo cuenta, las gestiones para permiso se realizan de la siguiente forma: todos los trámites entran al CFIA por medio de los arquitectos y los ingenieros.

A partir de eso, los mismos se envía a las diferentes instituciones simultáneamente, y estas tienen un plazo de 30 días hábiles para resolver.

Luego todo regresa al CFIA y de ahí se envía a las municipalidades.

De este modo “el país se ahorra de seis meses a un año de tiempo en los diferentes trámites, aunque no hemos logrado aun todo lo que deseamos y necesitamos en estos procedimientos”, aclara Abel Castro.

Pero además del ahorro en tiempo, esta forma de operar permite mayor trazabilidad y transparencia al evitar muchos trámites realizados cara a cara y también se ahorra mucho papel.

“Costa Rica es el único país en América Latina en la categoría de compatible con las acciones para limitar el calentamiento global a 2˚C (grados Celsius), de acuerdo con la organización Climate Action Tracker (CAT), que sigue el avance del clima desde 2009”, ha informado el periódico La República en noviembre de 2017.

Nuestro país cuenta con el Sistema Nacional de Métrica de Cambio Climático, SINAMEC, del Ministerio de Ambiente y Energía, MINAE, que permitirá evaluar cómo vamos con la implementación de nuestros compromisos internacionales en materia de mitigación del cambio climático.

“Existe a la fecha un decreto de creación del sistema y está en período de prueba el módulo de reducción de emisiones o mitigación.

Se ha previsto contar con cuatro módulos y la intención es tenerlos en 2019”, explica Andrea Meza, Directora de Cambio Climático del MINAE.

La situación del planeta Tierra no admite ya demoras, pero es posible frenar y reducir el aumento de su temperatura.

Está en nuestras manos sumarnos a quienes van en la ruta de la solución y encontrar a tiempo el camino correcto.

Carmen Juncos Biasutto

Editora jefa y Directora de proyectos

[email protected]