Encarnación a la Tribu
Edwin Encarnación bateará en el corazón de la novena de Cleveland. Archivo/La República
Enviar

Fiesta en Cleveland; el Progressive Field vistió sus mejores galas para presentar oficialmente al dominicano Edwin Encarnación como nuevo jugador del equipo.

Los analistas describen el movimiento como el ajuste perfecto. Los Indios anhelaban el poder de la mano derecha, y Encarnación ofrecía ese excedente. Encarnación quiere ganar, y vio a Cleveland derribar a sus ex Azulejos en octubre pasado para conquistar un lugar en la Serie Mundial.
Encarnación se unió oficialmente a la Tribu en un contrato de tres años. De pie frente a su nuevo armario en el vestuario se puso un jersey de los Indios blanco, se puso una gorra de Cleveland, sonrió ampliamente y levantó los dos brazos en la celebración. El uniforme se ajustó perfectamente, y el bate de Encarnación encajará perfectamente en el corazón de la alineación de la Tribu mientras el club intenta defender su corona de la Liga Americana.
“Aquí estamos, estamos aquí”, dijo Encarnación, que tenía a su lado a un grupo de familiares. “Todo el mundo sabe que Cleveland tiene uno de los mejores equipos de la Liga Americana y la mejor oportunidad de ganar la Serie Mundial, así que estoy feliz de estar aquí”.
El acuerdo de Encarnación con los Indios vale $60 millones en salario garantizados, que incluye una compra de $5 millones para una opción de equipo de $25 millones para la temporada 2020. El primera base está programado para ganar $13 millones en 2017, $17 millones en 2018 y $20 millones en 2019, y su contrato llegó con un bono de firma de $5 millones. Si Cleveland recoge la opción de cuarto año de Encarnación, el pacto tendrá un valor máximo de $80 millones.


El acuerdo con Encarnación representa el contrato más grande dado por los Indios en términos de dólares garantizados. Cleveland le dio a Travis Hafner una extensión de $57 millones en 2007 y firmó al agente libre Nick Swisher a un contrato de cuatro años y $56 millones antes de la temporada de 2013.
Ese es un alto costo, tanto en términos de dólares como de talento futuro, pero los Indios saben que tienen la oportunidad de capitalizar el potencial de su nómina.
Al agregar a Encarnación, los Indios continúan tratando de aprovechar su momento como campeones de la Liga Americana y finalistas de la Serie Mundial.
Confirmada la noticia de que Encarnación firmó con la Tribu, los indios han vendido más de $1 millón en boletos de temporada. Ha habido un 50% de aumento en las nuevas ventas, en comparación con toda la temporada baja del año pasado. Incluso, si los Indios alcanzan ciertos hitos de asistencia, el slugger puede recibir bonos.
Encarnación, que cumplió 34 años, bateó .263 con 42 jonrones, 34 dobles, 87 carreras, 99 carreras y 127 remolcadas la temporada pasada para los Azulejos. El primera base y bateador designado ha pasado partes de los últimos ocho años con Toronto, convirtiéndose en uno de los sluggers de la elite de la derecha en el juego.
Con los Indios, Encarnación dividiría el tiempo entre la inicial y bateador designado, alternando con su compatriota Carlos Santana, sustituyendo en el mismo rol a Mike Nápoli que lanzó 34 jonrones y empujó 101 carreras con la Tribu.


Indios al bate


1.- Carlos Santana
2.- Jason Kipnis
3.- Francisco Lindor
4.- Edwin Encarnación
5.- Michael Brantley
6.- José Ramírez
7.- Yan Gómez
8.- Lonnie Chishenhall
9.- Tyler Naquin

Ver comentarios