¡Qué hiciste... Bartolo!
Bartolo Colón metió un jonrón y no sabía ni cómo se corrían las bases. Archivo/La República
Enviar

Cómo sufrí a mitad de temporada en el 2002, cuando los Indios de Cleveland canjearon a Bartolo Colón, su lanzador estrella a los hoy desaparecidos Expos de Montreal.

Justo antes de la fecha límite de cambios, Colón y Tim Drew fueron traspasados a los Expos a cambio de Lee Stevens, Brandon Phillips, y los prospectos Grady Sizemore y Cliff Lee. Colón terminó el 2002 con un total combinado de 20-8 y una efectividad de 2.93, 76 carreras limpias con 70 bases por bolas en 233.1 entradas, tres blanqueadas, y ocho juegos completos.

Colón fue firmado por los Indios como amateur en 1993 e hizo su debut en Grandes Ligas contra los Angelinos de Anaheim el 4 de abril de 1997, saliendo sin decisión.

Como fanático de La Tribu, el dolor de perder a Bartolo se fue amortiguando por la extraordinaria calidad de los jugadores que llegaron en la transacción, sobre todo Sizemore, un icono de los Indios y el zurdito de oro, Lee.

Pero hoy no hablamos de Colón lanzador, sino de Bartolo bateador y como lo sugiere el analista de Grandes Ligas, Jayson Stark, propongo un brindis por Bartolo Colón el factor ofensivo más extraño pero verdadero del planeta.

“¿Quién hubiese apostado que el lanzador de los Mets, traspasado este invierno a los Bravos de Atlanta, conseguiría un cuadrangular este año antes que Jason Heyward, Justin Turner, Russell Martin, Nick Markakis o su propio catcher, Travis d'Arnaud? Pero eso fue lo que sucedió.

Hank Aaron obtuvo su último vuelacercas —el número 755— a los 42 años con 166 días de edad. Bartolo se lució con su primero a los 42 con 349 días. Nadie más en la historia esperó por tantos años para conseguir su primer jonrón, pero este tipo era el candidato perfecto para lograrlo, ¿verdad?

“Tú podías darte cuenta de que ese era su primer jonrón”, bromeó Jimmy Fallon durante un episodio del “The Tonight Show”, “ya que él paraba en cada base para preguntar cómo se llegaba a la próxima”.

“Bartolo tuvo 65 turnos al bate en la temporada y ponchó en 40 de ellos. Así que lo increíble es que, cuando él no estaba errándole a la pelota con su bate, lograba algo todavía más impresionante como convertirse en el hombre más viejo en obtener su primera base por bolas el 15 de agosto contra el lanzador Robbie Ray de Arizona, durante el turno al bate número 281 de su trayectoria.

Barry Bonds caminó 94 veces en 281 turnos para que eso te dé una idea sobre lo difícil que es no caminar ninguna vez. Pero eso no fue todo. Bartolo contó con un doble y un sencillo en dos entradas consecutivas el 26 de agosto. A eso, amigos, lo llaman un juego con múltiples hits. Y tú sabes que pasó mucho tiempo desde la última vez que él contó con más de un imparable con los Expos del 2002.

Todos los otros lanzadores de las Grandes Ligas contaron con dos o más hits 982 veces desde aquel entonces. Solo pensaba que deberías saberlo”, concluyó Stark.


Ensalada de equipos


Cleveland Indios (1997–2002)
Montreal Expos (2002)
Chicago Medias Blancas (2003)
Los Ángeles Angelinos (2004–2007)
Boston Medias Rojas (2008)
Chicago Medias Blancas (2009)
New York Yanquis (2011)
Oakland Atléticos (2012-2014)
New York Mets (2014-2016)
Atlanta Bravos (2017)

Ver comentarios