Champán para los Mulos
Aroldis Chapman regresa a los Yanquis con anillo de campeón mundial.
Enviar

En un lujoso hotel de Maryland en las márgenes del río Potomac, a las afueras de Washington, se celebraron las tradicionales reuniones de invierno donde se mueve a placer el mercado de agentes libres y canjes de las Grandes Ligas.

Algunos peces gordos fueron pescados por activos ejecutivos en un tira, afloje y encoge con sus respectivos agentes y representantes.
Una de las piezas más codiciadas era el cerrador cubano Aroldis Chapman, que fue a la agencia libre después de ganar la Serie Mundial con los Cachorros de Chicago.
Pues bien, el taponero y los Yankees de Nueva York llegaron a un acuerdo por cinco años y $86 millones, un récord de Las Mayores para un contrato de un relevista.
Al arrancar la temporada muerta el contrato más largo para un apagafuegos lo tenía Jonathan Papelbon, quien firmó por cuatro años y $50 millones con los Filis de Filadelfia en 2011.
Esa marca fue superada pocas horas antes de la firma de Aroldis por el taponero derecho Mark Melancon, tras acordar por cuatro temporadas y $62 millones con los Gigantes de San Francisco.
En seis temporadas en las Grandes Ligas, Chapman presenta un promedio de carreras limpias de 2,08, con 182 salvamentos y 636 abanicados.
Pero igual, los Gigantes de San Francisco tienen finalmente a su añorado cerrador, Marc Melancon, que se repartió la pasada temporada entre los Piratas y los Nacionales.
También el zurdo Rich Hill firmó un nuevo convenio con los Dodgers de Los Ángeles, por tres años y $48 millones y los Filis de Filadelfia se hicieron de los servicios del relevista dominicano Joaquín Benoit.
Hill, de 36 años, encontró estabilidad y algo más en Los Ángeles. En 2015, lanzaba en una liga independiente con los Ducks de Long Island, antes de que su carrera reviviera.
Para sustituir a Chapman, los Cachorros enviaron a su jardinero Jorge Soler a los Reales por el estelar taponero, Wade Davis.
En otros movimientos de peso, se volvió a lucir Dave Dombrowski, el ejecutivo que pasó de Detroit a Boston no para coleccionar nombres que aparecen en la lista de los 50 mejores prospectos, sino para rociar champán y montarse en los botes anfibios, mientras el confeti vuela por los cielos de Nueva Inglaterra.


El dirigente de Boston en un solo día en Maryland, cedió a cuatro jugadores jóvenes más que buenos para añadir al astro Chris Sale de los Medias Blancas de Chicago a una rotación repleta de estrellas donde habitan David Price y el reciente Cy Young, Rick Porcello.
Al adquirir a Sale por un paquete de cotizados prospectos, el presidente de operaciones deportivas de los Medias Rojas, demostró que no tiene miedo de arriesgar lo que sea por un anillo de campeón.
No deja de ser refrescante ver a un Dombrowski que sigue dispuesto a meterse a la tienda más cercana, sacar su tarjeta de crédito y decir: "Esto es lo que quiero. Solo díganme donde tengo que firmar".
Dombrowski cedió dos potenciales estrellas en Yoan Moncada y Michael Kopech, pero... ¿qué tiene para mostrar? Probablemente la mejor rotación de la Liga Americana. Eso es lo que tiene.
Otro tiburón en la agencia libre se quedó en el redil.
Yoenis Céspedes decidió quedarse con los Mets de Nueva York por la “módica suma” de $110 millones en cuatro años.
“Desde un principio yo dije que quería estar con este equipo, regresar con este equipo y si Dios quiere terminar el resto de mi carrera con este equipo”, indicó el nativo de Campechuela, Cuba.


Otros movimientos


Los Cachorros enviaron al jardinero cubano Jorge Soler a los Reales a cambio del cerrador norteamericano Wade Davis.

Los Rockies de Colorado llegaron a un acuerdo para un contrato con Ian Desmond, jardinero central de Texas por cinco años y valorado en $70 millones.

Carlos Gómez llegó a un acuerdo con los Vigilantes de Texas para un acuerdo de una temporada y $11,5 millones.


Los Nacionales de Washington adquirieron al jardinero Adam Eaton de los Medias Blancas de Chicago en intercambio por tres lanzadores.

Carlos Beltrán regresa a Houston. Su deseo se le hizo realidad cuando el toletero puertorriqueño y los Astros completaron un acuerdo por un año y $16 millones.

Matt Holliday deja a los Cardenales y firma con los Yanquis de Nueva York por una temporada y $13 millones para convertirse en el bateador designado de la novena.

Ver comentarios