Pitcheo de los Yanquis en veremos
C.C. Sabathia. Masahiro Tanaka. Michael Pineda.Archivo La República
Enviar

Los fanáticos de los Bombarderos del Bronx se frotan las manos porque acudirán en masa al Yankee Stadium durante la temporada 2017 a ver de nuevo cerrar los juegos y los triunfos al dúo dinámico: Dellin Betances y Aroldis Chapman.

Pero la bronca es en el cuerpo de lanzadores abridores.

Porque… Por ejemplo: ¿cómo mira Brian Cashman, el gerente del club, a Luis Severino?

Solo le echa una mirada a la hoja de estadísticas del lanzador en 2016, la estruja y la lanza a la basura.

“Si evalúas toda su carrera profesional, lo que le pasó el año pasado fue algo anormal”, dijo el gerente de los Yanquis. “Si miramos atrás y no incluimos esos últimos seis meses, entonces hablamos de uno de los abridores con mayor potencial en el béisbol, con una gran producción, en medio de una contienda por el banderín”.

Severino fue uno de los peores abridores el año pasado. Como novato en 11 aperturas en 2015, tuvo marca de 5-3 con efectividad de 2.89. En 2016, en el mismo número de aperturas, Severino tuvo marca de 0-8 y efectividad de 8.50. Por eso entrará a los entrenamientos primaverales en 2017 sin ninguna garantía.

Bienvenidos entonces a la rotación de los Yanquis en 2017, un grupo con más preguntas que una conferencia de prensa.

Ellos tienen tres figuras fijas, las que podrían ser muy buenas, pero al mismo tiempo podrían ser algo vacilantes. Masahiro Tanaka es un as con una lesión de codo preestablecida y que podría salirse del contrato al final de la temporada. Un resucitado C.C. Sabathia, pero que ahora lanza más lento. Y tienen un enigma llamado Michael Pineda, cuyo talento insondable se deshacía cuando tenía ventaja en sus manos. Ellos tres serán el grueso de la rotación de cinco abridores de los Yanquis.

Luego se espera que los Bombarderos tengan cinco lanzadores para los últimos dos puestos: un grupo que incluye a Severino, Luis Cessa, Bryan Mitchell, Chad Green y Adam Warren.

Cashman está apostando mucho por Cessa, quien logró efectividad de 4.35 en 17 apariciones (incluyendo nueve salidas) la pasada temporada. Cashman describió a Cessa, de 24 años, como un tipo “plug-and-play”, lo que significa que los Yanquis se sienten confiados de que su repertorio de cuatro lanzamientos estará listo para comenzar la temporada. Podría ser un útil quinto abridor, y quizás algo más.

Así las cosas, el pitcheo abridor es una de las razones por las cuales pocos expertos dan a los Yanquis para llegar a la postemporada. Pineda, podría ser una de las sorpresas y los Mulos se quedaron con él, esperando que pueda encontrar la forma de evitar ser bateado cuando está al frente en los conteos.

Si Pineda puede unirse a Tanaka para convertirse en un legítimo dúo de poder en la cima de la rotación de los Bombarderos, es posible que este equipo juegue mejor a lo esperado.


Números 2016

Tanaka
Ganó 14, perdió 4, Era 3.07

Sabathia
Ganó 9, perdió 12, Era 3.91

Pineda
Ganó 6, perdió 12, Era 4.82
 

 

Ver comentarios