Empresarios cerca del Poás obligados a diversificarse
Enviar

En abril próximo el Parque Nacional Volcán Poás cumplirá un año de estar cerrado, situación que ha golpeado considerablemente a los comerciantes, operadores turísticos y hoteleros que tienen sus negocios cerca de la zona y dependen de la visitación al coloso.

Varios de ellos se vieron obligados a reducir sus planillas, debido a que sus ganancias se redujeron considerablemente ante el descenso de la visitación turística a la zona.

En general, los afectados están ganando la mitad de los ingresos que solían tener con el volcán abierto al público, confirmó Víctor Chávez, director ejecutivo de la Cámara de Turismo de Poás.

“Nos preocupa el desempleo que se está generando en la zona a raíz de los muchos despidos justificados por el cierre del parque”, agregó Chávez.

Otros incluso reportan pérdidas mayores producto de la crisis y aseguran que la actividad comercial se ha concentrado en los grandes negocios en detrimento de los pequeños empresarios, de acuerdo con Roy Soto, quien dirige el Consorcio Corporativo CCS, que aglutina varios comercios cerca del volcán.

“No hemos tenido ni una sola ayuda económica a pesar de las múltiples reuniones de las autoridades”, aseguró Soto.

Impuestos y patentes son otras lozas que cargan los negocios afectados, e incluso algunos de ellos se han acercado a las municipalidades para pedir ayuda con este tema.


201803271351080.FresasVolcánPoás.jpg
Empresarios de la zona del Volcán Poás piden ayuda económica al Gobierno para mantener sus negocios. Archivo/ La República


Ante la imposibilidad de utilizar el volcán como imán turístico y la poca certeza sobre su reapertura, los empresarios están obligados a diversificar la forma en la que atraen turistas, y con ellos, sus ingresos.

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) precisamente se ha enfocado en este punto para ayudar a los pequeños empresarios.

Personeros de esta institución han visitado la zona para analizar productos y actividades potenciales; y ofrecer capacitaciones en desarrollo de producto, primeros auxilios, servicio al cliente, cocina, coctelería y barismo.

Asimismo, el Gobierno organizó la Feria Montaña Viva, del 1 al 3 de diciembre del año anterior, para promocionar a las empresas locales y atraer turistas a la zona.

La estructuración de paquetes y ofertas para diferentes poblaciones, el desarrollo de tours por fincas agrícolas, eventos deportivos, actividades y talleres de relajación, son parte de las opciones que tienen los empresarios para explotar cerca del Poás, explicó Ruth Alfaro, directora de Desarrollo del ICT.

La Cámara de Turismo de la zona además reconoció que no ha existido “creatividad y unión entre los comercios” para desarrollar actividades alternativas que les quite dependencia del volcán.

Por otra parte, Soto dijo que los empresarios cierran sus negocios algunos días, organizan pequeños eventos y mueven sus productos fuera de la zona, como forma de reinventarse en tiempos de crisis.

“Ya el verano se nos fue, la temporada alta se nos fue y lamentablemente seguiremos sufriendo”, agregó.

El Volcán Poás seguirá cerrado al público hasta que se hagan mejoras de seguridad, aseguró Redy Conejo, administrador del parque nacional.

Una de ellas sería la colocación de refugios en el parque para proteger a las personas antes de evacuarlas, en caso de que haya una explosión súbita de material volcánico.

“No se pueden construir refugios en 15 días. Hay que recoger una serie de datos como la balística, las dimensiones del material expulsado y su velocidad, para poder asegurar condiciones mínimas de seguridad”, explicó.

Una vez reabierto el parque, se incorporará un protocolo de visita distinto, con otra franja horaria, límite de tiempo (45 minutos) y que la gente ingrese en grupos, según lo recomendado por la Comisión Nacional de Emergencias.

Aún no hay fecha definida para que esto suceda.

“No queremos ser irresponsables y poner en riesgo a las personas por estar corriendo. No puedo dar fechas, pero sí puedo decir que estamos trabajando”, concluyó Conejo.

Apoyo del gobierno

Estas son las medidas que ha ejecutado el ICT para ayudar a los comerciantes de la zona:

  1. Trabajo con medios y campañas publicitarias
  2. Comunicados para las principales embajadas
  3. Publicación de la oferta turística de Poás en las redes sociales y páginas web www.visitcostarica.com y www.vamosaturistear.com
  4. Apoyo a la nueva Cámara de Turismo de Poás
  5. Talleres y capacitaciones
  6. Feria Montaña Viva


Fuente: ICT



Ver comentarios