Elección argentina beneficia a eléctricas
Enviar

Los inversores en bonos de las empresas eléctricas de Argentina podrían ser los principales beneficiados, si el candidato de la oposición Mauricio Macri gana la segunda vuelta de las elecciones presidenciales el domingo.

Después de años de tarifas casi congeladas, Macri ha dicho que los subsidios deben redistribuirse para beneficiar sólo a los más necesitados.

Eso implicaría tarifas más altas para la mayoría de los hogares argentinos y mejoraría la situación financiera de distribuidoras de electricidad como la Cía de Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión y la Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte.

Esa expectativa ya produjo un alza de los bonos de las empresas eléctricas desde el 25 de octubre, cuando Macri, que prometió una economía más basada en el mercado, obtuvo suficiente votos en la primera vuelta para obligar a que hubiera un balotaje con el candidato del partido gobernante Daniel Scioli.

Los bonos 2021 de Transener rindieron 10,8% en ese lapso, mientras que los títulos 2022 de Edenor dieron un salto de 7%.

El resurgimiento de las empresas eléctricas, cuyas tarifas casi no han sufrido cambios desde la crisis económica argentina de 2002, ha sido espectacular.

Después de negociarse a tan sólo 35 centavos en 2012, las distribuidoras de electricidad desde entonces rindieron alrededor de un 300% ya que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner no logró asegurarse un tercer mandato y Macri dijo que la actual estructura de subsidios es insostenible.

El peor déficit de Argentina en casi treinta años también aumentará la presión para que el próximo gobierno modifique políticas como la de los subsidios de electricidad. Las facturas de electricidad de los hogares de clase media alta de Buenos Aires suman sólo 40 pesos ($4,15) por bimestre.



Ver comentarios