Elección de diputados desafía compromiso de Álvarez con mujeres
“Estoy segura de que en los procesos internos, surgirán liderazgos femeninos bien marcados, que ayudarán a tomar las decisiones, sin embargo, cuando hablamos de diputaciones en Liberación, siempre hay diferencias internas”, reconoce Karla Prendas, jefa del PLN y colaboradora de Álvarez en temas de mujer. Esteban Monge/La República
Enviar

Si el Partido Liberación Nacional (PLN) respeta la equidad de género en todos sus extremos durante la próxima elección de diputados, será un logro de Antonio Álvarez Desanti; por el contrario, si los verdiblancos no cumplen a cabalidad con este mandato, el aspirante presidencial tendrá que cargar sobre sus hombros con la responsabilidad y con todas las consecuencias que se deriven para su imagen en plena campaña.

Esto, porque la Asamblea Nacional del partido dejaría en manos de Álvarez Desanti la responsabilidad de definir cuáles y cuántas provincias serán encabezadas por mujeres y de esta forma, cumplir con la paridad de género horizontal y vertical que exige el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para los próximos comicios. 

En ese sentido, un mal cálculo político podría llevar a Liberación a un escenario complicado, en donde aspirantes resentidos —ya sean de la propia tendencia o del figuerismo— acudan al TSE para reclamar un puesto, dando a entender que el aspirante verdiblanco y el PLN, no respetan la paridad de género, ni los procesos de elección interna.

En el peor de los casos, el propio TSE estaría obligado a hacer una rifa pública, para determinar cuáles provincias son encabezadas por mujeres y cuáles por hombres. 

Esa posibilidad no es descabellada si se toma en cuenta que los procesos de selección de diputados son verdaderas batallas en Liberación Nacional, en donde cada cuatro años un importante número de aspirantes quedan relegados, resentidos y molestos con la designación de los aspirantes a Cuesta de Moras.

“Espero que la designación de la próxima bancada legislativa no genere mucho ruido, aunque en Liberación Nacional estamos acostumbrados a procesos duros cuando se trata de este tema. El reglamento que se está elaborando garantizará la paridad de género horizontal y vertical, pero nunca, estaremos exentos de reclamos o molestias por este tema”, dijo Fernando Zamora, secretario del PLN.

En mayo del año pasado, el TSE emitió una resolución que obliga a los partidos políticos a respetar la equidad horizontal y vertical en todos los puestos de elección popular.

Esto significa que debe haber alternabilidad a la hora de establecer a los aspirantes al Parlamento, y que al mismo tiempo, las féminas encabecen al menos tres provincias en las listas de aspirantes a Cuesta de Moras.

Para Álvarez Desanti, la equidad de género es un eje fundamental en su futuro programa de gobierno, no obstante, su compromiso será puesto a prueba por este tema.

En ese sentido, Karla Prendas, jefa de fracción de Liberación y cercana colaboradora de Álvarez en el tema de mujer, señaló que el candidato verdiblanco no tendrá problemas, ya que él y su esposa Nuria Marín están muy convencidos de la equidad de género.

Por otra parte, la designación que hará el candidato será complementaria de los procesos internos de distritales, cantonales y provinciales que derivan en los candidatos a diputados.

“Estoy segura de que en los procesos internos surgirán liderazgos femeninos bien marcados, que ayudarán al candidato a tomar las decisiones, sin embargo, también es cierto que cuando hablamos de diputaciones en Liberación, siempre hay diferencias internas, pero nosotros somos un partido maduro, que está acostumbrado a ese proceso”, dijo Prendas.

Hasta el momento, el único partido de importancia electoral que ha tomado una decisión al respecto es el Frente Amplio, que hizo una rifa para determinar cuáles y cuántas provincias serán encabezadas por mujeres.

Mientras tanto, el PUSC, el PAC y el Libertario no han abordado el tema.


 

 
Ver comentarios