El retorno del rey
En esta acción y desde la esquina perimetral, LeBron James evadió la marca de Butler y dejó callados a más de 22 mil aficionados que abarrotaron el United Center en Chicago. JONATHAN DANIEL-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

El retorno del rey

LeBron James le dio la victoria a los Cavs en el último segundo ante los Bulls

LeBron James es el verdadero señor de los anillos, luchó contra los toros más bravos en su redondel y en el suspiro del encuentro a falta de 1.5 segundos, lanzó un jumper a los pies de la banca de los Bulls, el balón como en cámara lenta se acercó al aro y lo único que se escuchó en el United Center fue “swish”, el sonido más gratificante para un jugador de baloncesto.
Esta jugada le dio una dramática victoria a los Cavaliers de Cleveland que emparejaron la serie 2-2 en las semifinales de la Conferencia del Este con marcador final 86-84.
James, abucheado cada vez que tomaba el balón, anotó 25 puntos, y le devolvió el favor a su rival, después que Derrick Rose encestara un triple sobre la chicharra en el juego 3.
El encargado de marcarlo fue Jimmy Butler, quien ha sido una joya en defensa, sacando de sus casillas a LeBron durante los cuatro juegos. Lamentablemente para sus aspiraciones, aflojó la marca en el último pestañeo y terminó con los brazos caídos.
El cuatro veces MVP, fue una locomotora sobre el rectángulo, guió cada ataque con velocidad y agresividad, pero soltaba su gatillo con la delicadeza de un cisne.
Por su parte, un soberbio Rose se adjudicó 31 puntos, escoltado por Butler con 19 para Chicago.
En el Oeste, la alegría era el común denominador de la temporada histórica de los Warriors de Golden State, hasta que llegaron los Grizzlies de Memphis, su auténtica pesadilla en estos playoffs de la NBA.
En casa, los de Tennessee confirmaron su capacidad para frenar el juego eminentemente ofensivo del rival y ganaron el sábado por 99-89 para colocar el 1-2 en la eliminatoria.
Stephen Curry, a pesar de sus 23 puntos y 6 asistencias, cosechó una penosa serie de tiro (1/10 en triples y 8/21 en tiros de campo) y no fue capaz de lanzar a su equipo hacia la victoria.
Memphis logró dominar el aspecto psicológico de la batalla y forzaron errores impensables en unos Warriors que han perdido la sonrisa por vez primera esta temporada.
Ya son dos partidos en los que la defensa de los Grizzlies se impone. Dos partidos en los que los Warriors han anotado un 12/52 en triples, un porcentaje al que no están nada acostumbrados.
Pareciera que en la simpleza está la clave.
Además, Paul Pierce simplemente vive el baloncesto de la NBA para crecerse en los momentos oportunos como aquel que justamente vivió en los últimos segundos del juego 3 de las semifinales de la Conferencia Este la tarde del sábado.
El veterano de 37 años, hizo lo que siempre ha hecho a través de su ilustre carrera, aceptando el reto de la presión y acertando un tiro cerca de la línea de triple restando 0.8 segundos para impulsar a los Wizards hacia la victoria 103-101 sobre los Atlanta Hawks, y aún más importante evitando una vergonzosa derrota tras una ventaja de 21 puntos en el cuarto periodo.
El triunfo dejó a los Wizards arriba 2-1 en la semifinal de la Conferencia del Este. Y lo lograron pese a la ausencia del lesionado John Wall.

Walter Herrera
[email protected]


Ver comentarios