Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


El mismo día

Sebastián Rodríguez | Viernes 26 abril, 2013


Me impresiona el grado de normalidad que se les otorga a los eventos en Irak. Pasan desapercibidos para la mayor parte de los medios de comunicación nacionales e internacionales


¿Quiénes Somos?

El mismo día

El 15 de abril, en horas de la tarde, dos explosiones dejaron a más de cien personas heridas y tres muertos en el maratón de Boston. Minutos después de las explosiones imágenes de la tragedia comenzaron a circular por Internet.
Rápidamente la foto de un hombre con sombrero de vaquero ayudando a un muchacho que perdió ambas piernas se volvió la imagen de la tragedia.
El señor del sombrero en la foto es el tico Carlos Arredondo. Él le salvó la vida al muchacho Jeff Bauman.
En días recientes, también se ha compartido la historia de Carlos y su lucha por poner fin a la violencia en Irak. Su hijo Alexander fue soldado y murió en 2004.
En el día de su cumpleaños, llegaron soldados a la casa de Carlos para informarle de la muerte de su hijo. Reaccionando a las noticias que le traían, intentó destruir el carro de los soldados, primero con un martillo y después le prendió fuego. En el proceso, se llenó de gasolina y se quemó severamente.
Posteriormente, Carlos decidió hacerse activista por la paz. Se dedicó a atraer la atención a la violencia y muertes innecesarias en Irak.
Trágicamente, en diciembre de 2011 otro hijo suyo, Brian, se suicidó. Brian luchó contra la depresión y la drogadicción después de la muerte de su hermano.
Así, Carlos, marcado por la tragedia, iba de pueblo en pueblo con una foto de Alexander en su ataúd vestido como soldado. En muchas ocasiones lo maltrataron, pero continuó sus acciones en honor a la memoria de su hijo y buscando llamar la atención al conflicto y la violencia en Irak.
Los eventos del 15 de abril trágicamente resultaron en el fallecimiento de tres personas: Krystle Campbell de 29 años, gerente de un restaurante en Medford, Massachusetts; Lü Lingzi de 23 años, estudiante de posgrado en la Universidad de Boston, y Martin Richard, un niño de ocho años de los suburbios de Boston.
El mismo día, a miles de kilómetros de distancia, en Irak, múltiples bombas explotaron, matando más de 40 personas. Detonaron más de 14 bombas en distintas ciudades del país. Los atentados buscaron intimidar a la población en anticipación a las elecciones. En el transcurso de la campaña han asesinado a 14 candidatos.
Es muy triste que ambas tragedias ocurran, pero me impresiona el grado de normalidad que se les otorga a los eventos en Irak. Estos eventos pasan desapercibidos para la mayor parte de los medios de comunicación nacionales e internacionales. No sabemos mucho de las víctimas en Irak. No tenemos los nombres o cifras exactas, solamente las ciudades: Bagdad, Baqouba, Buhriz, Khalis, Mosul, Mussayab, Nasiriyah, Rutba, Tarmiyah y Tikrit.
El 15 de abril fue un día lleno de pérdida de vidas humanas y mucha tristeza no solo en Boston sino también en Irak. No dejemos pasar de lado lo que sucedió el mismo día.


Sebastián Rodríguez Álvarez


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...