El día de Beñat Intxausti
Beñat Intxausti celebró con euforia al pasar la meta en Ivrea y no podía ser de menos, es su primer gran triunfo. LUK BENIES-AFP/La República
Enviar

El día de Beñat Intxausti

Es el primer español en ganar una etapa en este Giro. Movistar ya suma tres victorias

Beñat Intxausti (Movistar) necesitaba una victoria así. Varias veces ha querido pero no ha podido o no lo han dejado; por mucho o por poco, el triunfo se le ha escapado. Pero por fin le llegó, ya tiene en su currículum esa victoria en una competencia importante, ya ganó una etapa en el Giro.

201305212138410.a11.jpg
La jornada, disputada entre Valloire e Ivrea sobre 238 kilómetros, también mantuvo al italiano Vincenzo Nibali (Astana) vestido de rosa.
El ciclista español es el primero de esa nacionalidad en triunfar en esta edición de la vuelta italiana y con esto ya Movistar suma tres victorias.
A sus 27 años, Beñat ha pasado del casi casi ha lograrlo. Y es que tiene todo, es rápido, ágil, sabe bajar, pero si algo le ha faltado es decisión a la hora de atacar, lo que consiguió en la decimosexta etapa.
La escapada más importante de la etapa se fraguó en la ascensión al puerto fronterizo de Mont-Cenis, con 22 corredores implicados en ella.
El Astana, del líder Nibali, dio al grupo una ventaja máxima de casi cinco minutos, pero la fuga no cuajó y los últimos escapados —Kelderman, Pirazzi, Navardauskas, Pate— fueron alcanzados antes de la cumbre de la última dificultad, a unos 20 kilómetros de la llegada.
En ese instante se quedó rezagado el italiano Mauro Santambrogio, principal damnificado del día y perdió más de dos minutos, lo que le hace retroceder de la cuarta a la sexta plaza en la clasificación.
Con el pelotón reagrupado, el estonio Tanel Kangert atacó en varias ocasiones y, a seis kilómetros de la meta, arrastró con consigo, a Intxausti, el polaco Przemyslaw Niemiec y el holandés Robert Gesink, que se quedó rezagado debido a un pinchazo cerca de Ivrea.
En el cierre Niemiec se lanzó primero por el triunfo y Kangert se le pegó a rueda, pero la salida de Intxausti fue fulminante y el español aguantó hasta la línea para cantar victoria. Tercer triunfo desde su debut profesional en 2007.
“Es la tercera victoria de etapa (de Movistar), fuimos segundos en la contrarreloj por equipos y además un día con la ‘maglia’ rosa. No se puede pedir más al equipo”, comentó Beñat, antes de subir al podio.

Dinia Vargas
[email protected]



Ver comentarios