Enviar
Costa Rica finiquitó ayer TLC con el gigante asiático, luego de un año y dos meses de negociaciones
El 66% de productos nacionales ingresará con cero arancel a China
• Arroz, azúcar, plásticos y bienes de la industria metalmecánica y alimentaria quedaron excluidos del acuerdo

Natasha Cambronero
[email protected]

Luego de un año y dos meses de discusiones, ayer finalizaron las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) con China, dejando como resultado que el 66% de los productos nacionales ingresará al gigante asiático sin pagar aranceles.
Mientras que para los chinos, el 63% de sus bienes gozará de desgravación total inmediata.
Con la conclusión de las mesas de diálogos, se espera que la firma del acuerdo se pueda dar en abril próximo, cuando una delegación nacional viaje a Pekín con este objetivo.
Costa Rica obtuvo ingreso libre para productos como las plantas ornamentales, cueros, tubérculos, salsas y jugos. En el caso de los asiáticos los electrodomésticos y equipos electrónicos.
Bienes como el café necesitarán de diez años para no pagar aranceles y las carnes cinco años.
No obstante, algunos productos nacionales quedaron excluidos del acuerdo, como el azúcar, el arroz y los lácteos.
En el caso de China y debido a las sensibilidades locales, no dispondrá de beneficios arancelarios para comercializar productos plásticos, llantas y algunos bienes de la industria metalmecánica y alimentaria.
En general quedó excluido el 10% de las líneas arancelarias para China y el 3,3% para las nacionales.
Otros puntos que se acordaron en el texto del TLC, fue incluir una cláusula que permita proteger a los industriales nacionales durante siete años de inversiones nacientes en el país por parte de chinos y de no respetarse se levantarán los beneficios arancelarios y más bien se elevarán.
Además, que los empresarios puedan emitir certificados de calidad y sanitarios para exportar a China desde Costa Rica, sin la necesidad de viajar a este país. Estos dos puntos responden a solicitudes hechas por el sector industrial, el cual intenta que el TLC sea “menos nocivo” para ellos.
Asimismo, el texto del acuerdo incluye 12 indicaciones geográficas, como Banano de Costa Rica, Café de Costa Rica, Café de Tarrazú, entre otras, pese a que todavía no han sido registradas.
“Este tratado incluye un apartado que nunca habíamos acordado en otros TLC, como son las indicaciones geográficas para 12 productos que se respetarán apenas se registren. En el caso de Singapur se dejó abierto para negociarlo luego, pero este ya lo incluye”, señaló Fernando Ocampo, jefe negociador nacional.
Si bien con la entrada en vigor, las partes para computadora y microprocesadores serán los más beneficiados con el tratado, el Ministerio de Comercio Exterior (COMEX) es enfático en que se trata de un acuerdo estratégico y que el país debe ir experimentando las posibilidades que genera y que los resultados se podrán palpar dentro de diez y 15 años.
“Es un TLC vital para el país, estamos apostando a diez años, igual pasó con Estados Unidos y Centroamérica antes de que tuviéramos un acuerdo comercial, exportamos muy pocos productos y hoy son nuestros principales socios comerciales”, dijo Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
Con el finiquito de este TLC, Costa Rica suma su segundo socio asiático, pues hace menos de 15 días cerró las negociaciones con Singapur.
Ambos acuerdos se firmarán en abril próximo para posteriormente enviarlos a la Asamblea Legislativa —la del próximo gobierno— para que los diputados les den el visto bueno y entren en vigor.
Actualmente, China es el segundo socio comercial de Costa Rica, solo superado por Estados Unidos.
Ver comentarios