Enviar

Drones estudian volcanes 

201304021035341.Drones.jpg
Europa Press. Tres aeronaves de la Nasa recogen datos cruciales sobre la ceniza volcánica y los gases en el Volcán Turrialba, con equipos especiales como vehículos no tripulados (UAVs).

Estos son  motores eléctricos que ingieren poco de aire contaminado, y que son una forma nueva y eficaz para reunir datos cruciales sobre los volcanes.

El proyecto fue diseñado para mejorar la capacidad de teledetección de satélites, incluyendo mapas de concentración y distribución de gases volcánicos. También fue diseñado para mejorar los modelos informáticos de cómo y dónde se desplazarán penachos volcánicos.

Durante los vuelos, el equipo coordinó la recopilación de datos de emisiones con los obtenidos a bordo de vehículos espaciales de la NASA, permitiendo a los científicos comparar las mediciones de concentración de dióxido de azufre desde el satélite con las mediciones tomadas desde el interior de la pluma del volcán.
Los científicos creen que los modelos informáticos derivados de este estudio contribuirán a mejorar las predicciones del clima global y mitigar los riesgos ambientales (por ejemplo, el dióxido de azufre volcánico o "VOG") para las personas que viven cerca de los volcanes.
Un componente clave de estos modelos es la intensidad y el carácter de la actividad volcánica situada cerca de la ventilación erupción.
«Es muy difícil reunir datos desde columnas de erupción volcánica y plumas ya que las velocidades ascendentes de viento son muy altas y las altas concentraciones de ceniza pueden destruir rápidamente los motores de las aeronaves», dijo David Pieri, investigador principal del Jet Propulsion Laboratory de la NASA.


Ver comentarios