Diputado busca resucitar 266 mil sociedades anónimas desinscritas
“Esto afecta a los dueños y representantes legales, pero también a terceros de buena fe y hasta el Estado, que tendría que gastar más recursos para arreglar el problema”, indicó Gerardo Vargas, diputado del PUSC. Archivo/La República
Enviar

Reactivar de forma temporal unas 266 mil sociedades anónimas desinscritas por registrar tres años o más de morosidad, es lo que impulsa el diputado socialcristiano Gerardo Vargas.

Esto con el objetivo de solucionar una gran cantidad de contratiempos que los diputados no previeron a la hora de revivir los impuestos a las personas jurídicas.

La idea es dar hasta mediados de diciembre para ponerse al día, con este pago.


La preocupación de Vargas, se debe a que 18 mil personas jurídicas que fueron desinscritas, tienen bienes de su propiedad, tanto muebles como inmuebles gravados o hipotecados con entidades financieras.

“Miles de casos podrían terminar en el Poder Judicial. De hecho, ya hay varias demandas presentadas. Hay gente que podría decir que está bien que se disuelvan por no haber pagado los tributos a tiempo, pero eso es una visión simplista. Esto afecta a los dueños y representantes legales, pero también a terceros y hasta el Estado”, agregó Vargas.

En estos momentos, las sociedades desinscritas tienen que pasar por un proceso de liquidación, el cual es muy complejo y oneroso.

En enero anterior, cuando se aprobaron tributos para las personas jurídicas, el PUSC advirtió que ocho de cada diez sociedades anónimas tenían cuentas pendientes y que la gran mayoría eran personas jurídicas inactivas, es decir, que no están inscritas ante el Ministerio de Hacienda y cuyo único objetivo es tutelar bienes como casas o viviendas familiares.

La propuesta del diputado rojiazul cuenta con el respaldo de casi todo el Congreso, debido a que los legisladores coinciden en que se habría cometido un error y a muchas personas les habría tomado por sorpresa la desinscripción.

La iniciativa sería dispensada de todo trámite con el objetivo de que llegue al Plenario de manera exprés y se apruebe en las próximas semanas.

Las sociedades desinscritas por el Registro Nacional, tenían un periodo igual o mayor a tres años de morosidad. Una vez que caen en esta condición, no pueden emitir personería jurídica, por lo que están imposibilitados para retirar dinero o certificar la posesión de un vehículo o propiedad.

El impuesto a las sociedades anónimas tiene como objetivo financiar la lucha contra la inseguridad ciudadana y para 2017, se está cobrando parcialmente el tributo, debido a que ninguna ley puede ser retroactiva.

Al volverse a implementar el gravamen —anteriormente la Sala IV lo había declarado ilegal—, no implica que las deudas atrasadas se eliminen, sino que se mantienen, lo cual habría generado una gran confusión.

 

 

Ver comentarios