Morosos cargarán con nuevo​ tributo para sociedades anónimas
El nuevo impuesto a las sociedades anónimas tendría un alto nivel de morosidad, de acuerdo con Gerardo Vargas, jefe del PUSC. Esteban Monge/La República
Enviar

El peso del nuevo impuesto para las sociedades anónimas, que aprobaron los legisladores la semana pasada, recaerá principalmente sobre las personas jurídicas morosas desde 2012.

En estos momentos, ocho de cada diez sociedades anónimas tienen cuentas pendientes.

Se trata principalmente de personas jurídicas inactivas, es decir, que no están inscritas ante el Ministerio de Hacienda y cuyo objetivo común es tutelar bienes como casas o viviendas familiares.

Esto significa que no requieren emitir certificaciones, ni estar al día con el pago del tributo para operar, como sí lo necesitan las sociedades anónimas activas con fines comerciales.

En principio, el Gobierno pretende recaudar unos ¢50 mil millones al año por concepto de este nuevo tributo.

Sin embargo, solo tendría menos de la mitad, ya que al menos el 54% correspondería a sociedades anónimas inactivas, mientras que el resto lo pagarían las empresas jurídicas con alguna actividad lucrativa.

Desde 2012 a la fecha el Ministerio de Hacienda ha fijado la morosidad en unos ¢180 mil millones, de los cuales, ¢138 mil corresponden a sociedades inactivas.

“El impuesto está mal estructurado sin duda alguna, ya que se planea cobrar más dinero a las sociedades inactivas, que no requieren emitir certificaciones, ni nada por el estilo”, dijo Gerardo Vargas, jefe de fracción del PUSC.

Durante el debate de la iniciativa en el Plenario, la bancada rojiazul trató de convencer a otros legisladores de hacer un rebalanceo, con el objetivo de que las sociedades anónimas activas pagaran más, pero sus esfuerzos fueron infructuosos.

Está previsto que este jueves, el PUSC, los legisladores del Movimiento Libertario y otros, presenten un recurso ante la Sala IV, con el objetivo de revocar el nuevo tributo antes de su aprobación en segundo debate.

Mientras tanto, para incentivar a los morosos a pagar, el Ministerio de Hacienda realizará una condonación parcial de los impuestos atrasados.

La idea es que los interesados en ponerse al día, no paguen los intereses, ni las multas de periodos anteriores y tan solo abonen el principal, dijo Fernando Rodríguez, viceministro de Hacienda.

El impuesto para las sociedades anónimas que pretende Luis Guillermo Solís para financiar la lucha contra el hampa, se pagaría de forma escalonada, dependiendo de la actividad de la persona jurídica.

Por ejemplo, las sociedades anónimas inactivas y que no tengan ingresos, tendrían que desembolsar unos ¢64 mil al año para mantenerse vigentes.

Mientras que aquellas que se encuentran activas se dividirían en tres clases, de acuerdo con sus ingresos.

En ese sentido, las que reporten ingresos menores a ¢51 millones, tendrían que desembolsar unos ¢106 mil al año. Las que reportan entre ¢51 millones y ¢119 millones, pagarían unos ¢127 mil en tributos y las que tengan ingresos superiores cancelarán unos ¢212 mil.

Las categorías oscilan entre un 15% y un 50% del salario base.

Las personas jurídicas morosas con este gravamen, no podrían participar en contrataciones con el Estado o instituciones autónomas, pero más importante aún, no podrán realizar su actividad comercial normal.

El impuesto a las sociedades anónimas ya había sido aprobado por el anterior Congreso; sin embargo, en enero de 2015, la Sala IV declaró ilegal la ley porque los diputados no siguieron el trámite correcto para su aprobación.

A pesar de esto, los magistrados dejaron vigente la ley hasta inicios de 2016, por lo que el Gobierno batalla ahora para tratar de aprobar una nueva norma.


ALTA MOROSIDAD


Las sociedades anónimas inactivas, es decir, aquellas que no están inscritas ante el Ministerio de Hacienda y que en principio no tienen un objetivo comercial, son las que más dinero deben desde 2012 por concepto de este tributo (cifras en miles de millones de colones).

Año Activa* Inactiva
2015 10,2 40,0
2014 10,3 34,8
2013 11,2 32,4
2012 9,7 31,2
Total 41,4 138,4

*En 2016 el cobro del impuesto estuvo suspendido por orden de la Sala IV

Fuente Ministerio de Hacienda

 


Ver comentarios