Deutsche Bank quiere desprenderse de su mayoría en el Potsbank
Enviar

Deutsche Bank quiere desprenderse de su mayoría en el Potsbank

Fráncfort, 25 abr (dpa) - El Deutsche Bank, el banco más grande de Alemania, se desprenderá de su mayoría en el Postbank, así como de parte de sus negocios en banca de inversión, informó la entidad bancaria el viernes a última hora después de una reunión del consejo de administración y tras meses de discusiones.
"El consejo de administración acordó hoy por unanimidad apoyar la propuesta presentada por la junta directiva", explicó el banco en un breve comunicado enviado a la prensa.
Es posible que se lleve a cabo la venta por completo del Postbank o de paquetes de acciones a través de la Bolsa. En cualquier caso, el Deutsche Bank quiere reducir su participación en la filial de Bonn desde el 94,1% a por debajo del 50%, según un portavoz.
También se recortará el negocio de la entidad en la banca de inversión. El grupo empresarial anunció que quiere concentrarse en mayor medida en las actividades en el extranjero.
La entidad bancaria dará detalles de sus planes el lunes en una rueda de prensa en la que participarán del Deutsche Bank, Jürgen Fitschen y Anshu Jain, copresidentes, así como Stefan Kraus, presidente de estrategia del banco.
Durante un tiempo se discutió sobre la intención de desprenderse por completo del negocio de la banca privada, pero ahora esa idea ha quedado descartada y en su lugar anunciaron su intención de invertir en el negocio de banca privada bajo la marca Deutsche Bank.
"Con esta decisión, la directiva mantiene al Deutsche Bank en el modelo de banco universal con un fuerte mercado nacional en Alemania", señaló el sindicato Verdi, fuertemente organizado, sobre todo, en el Potsbank y cuyo presidente, Frank Bsirske, tiene voto en el gremio de control del Deutsche Bank.
"Con su cotización en Bolsa, el Potsbank abre nuevas perspectivas de crecimiento", agregó.
Esta nueva estrategia del Deutsche Bank es la respuesta a la obligación de elevar el capital propio y a la presión de los bajos tipos de interés.
En medio de la crisis financiera en septiembre de 2008, el Deutsche Bank se convirtió en el mayor accionista de Postbank con casi un 30% de las acciones. Casi dos años después se aseguró la mayoría en la entidad bancaria. El negocio le costó al Deutsche Bank cerca de 6.000 millones de euros, pero las expectativas nunca se cumplieron.

Ver comentarios