Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Desaceleración del comercio pone en peligro el crecimiento global

Bloomberg | Sábado 03 octubre, 2015



Desaceleración del comercio pone en peligro el crecimiento global

A las economías más grandes del mundo les está costando salir de los problemas.
Después de haber sido el lubricante del crecimiento global, el comercio internacional no ha podido repuntar totalmente desde la recesión de 2009 y ahora vuelve a desacelerarse.
Las exportaciones chinas cayeron 5,5% en agosto respecto de un año antes, en tanto las estadounidenses cayeron 3,5%. Corea del Sur y Singapur experimentaron caídas de dos dígitos.
Reflejando esta debilidad, la Organización Mundial del Comercio rebajó esta semana su pronóstico para el comercio este año desde 3,3% hasta 2,8%. Reconoció que su nueva predicción puede ser “excesivamente optimista”.
Estas tasas no alcanzan la media de 5% de las dos últimos décadas. También quedaron atrás los años 1990 y los 2000, cuando el comercio creció el doble del crecimiento económico -2015 será el cuarto año consecutivo en que los dos crecen más o menos al mismo nivel.
Más preocupante todavía, Carl Weinberg, economista principal de High Frequency Economics en Valhalla, Nueva York, señala que, al mes de junio, las exportaciones totales mundiales se hallaban por debajo de sus niveles de un año atrás en un nivel anual de $1,6 billones, el equivalente de 2,1% del producto interno bruto global.
Esta caída prolongada en las exportaciones durante los seis primeros meses del año hasta 11% respecto del año anterior, es suficiente como para preocuparse por un estancamiento en la economía global considerando la estimación de Weinberg de que existe una correlación de 70% entre los movimientos del crecimiento y las exportaciones.
“La contracción del comercio mundial todavía no ha tocado fondo”, dijo Weinberg. “Esto podría ser más que un viento en contra económico, podría ser un tornado”.
La perspectiva más pesimista para el comercio es probablemente una de las razones por las que el Fondo Monetario Internacional se apresta a rebajar su pronóstico de 3,3% para el crecimiento global este año cuando realice sus reuniones anuales en Lima la semana próxima.
Detrás de la reciente desaceleración en el comercio está la regresión en China y el resto de los mercados emergentes, las conmociones en los países ricos en materias primas y un dólar en alza.
No obstante, los cambios estructurales también están incidiendo conforme países como los Estados Unidos y China dependen de una mayor producción a nivel local y se cierran menos acuerdos comerciales, lo cual indica que posiblemente la globalización haya alcanzado su pico.
Hay esperanza, empero. Los economistas de Crédit Suisse Group AG dicen que pese a ser dependientes de las exportaciones, la eurozona y Japón han sorteado bien la debilidad del comercio gracias a su producción de bienes de alta tecnología y a sus tipos de cambio más bajos.
La OMC predice una aceleración del comercio el año próximo hasta 3,9%.
Un informe de la firma de investigación Gavekal Dragonomics también sugirió que posiblemente haya una nueva fase de globalización encabezada por los servicios y las compañías innovadoras en los países avanzados en lugar de las multinacionales y las economías orientales asiáticas.
De todos modos, si el comercio no repunta, Adam Slater, economista en Oxford Economics Ltd., predice una presión continua a la baja sobre los rendimientos de los bonos y esfuerzos renovados por parte de los países para lograr prosperidad devaluando.

Bloomberg