Dele un “me gusta” a su trabajo
Fotos: Shutterstock
Enviar

Después de unas adecuadas vacaciones con descanso sin mucho estrés,  el inicio de labores debería ser una nueva oportunidad para sentirse bien.

Si no lo es y usted despierta el lunes deseando que sea fin de semana para no ir a trabajar, eso significa que hay cosas que no están bien.

La buena noticia es que esto tiene solución.

“En la sociedad actual los trabajos exigen en general mucho tiempo de dedicación, poco a poco vamos abandonando otras actividades, bien porque estamos ocupados trabajando, bien porque tenemos que “descansar” de nuestro trabajo.

Cuando éste es muy satisfactorio y es en sí una fuente de gratificación a pesar del esfuerzo, entonces no tendría que haber problema, pero lamentablemente no siempre es así,  diceVictoria Trabazo,  psicóloga clínica.

Esta profesional explica que si el trabajo le genera malestar a una persona y la lleva a una desmotivación, esa persona deberá mejorar otras áreas de su vida para así  “compensar”  de algún modo el mal estado de ánimo.

Esto porque otra opción sería buscar un trabajo que sí produzca satisfacción, pero actualmente en la mayoría de las profesiones, la situación laboral dificulta mucho esta opción de acuerdo con Trabazo.

Entonces, ¿qué puede usted hacer si se empieza a sentir mal en su trabajo pero lo necesita económicamente?

Según esta psicóloga, además de intentar buscar una alternativa existe la opción de aprender a convivir con el malestar que la actual ocupación laboral nos produce y esto se logra mejorando otras áreas de la vida como las relaciones de pareja, familiares o sociales y procurar hacer más actividades gratificantes.

“Es muy importante rodearse de personas que tengan la energía y el ánimo que buscamos, no pretendamos ser exitosos o emprendedores en este año si estamos rodeados de personas negativas cuyo sistema de comunicación es completamente negativo”, dice Jonathan Vindas Miranda, del centro de atención psicológica “PerteneSer”.

“Otras fuentes esenciales que brindan vitalidad y energía son una sana alimentación, el tiempo de ocio personal realizando actividades físicas, tiempo de desconexión electrónica y personal, dormir bien y compartir con los seres queridos”, agrega este especialista.

“Si la persona considera que tiene opciones de conseguir otro trabajo, debe empezar a actuar en ese sentido enviando currículos a muchas fuentes de empleo sin abandonar el actual.

Pero si esa no es la situación, lo que puede hacer es que, aunque no le guste mucho su trabajo, comience a valorar lo que significa para la sociedad o para sí mismo”, aconseja el psicólogo Rafael León, y lo ejemplifica de esta manera:

“Por ejemplo, un enfermero, podría de pronto sentirse mal en sus tareas cotidianas por múltiples razones, pero si piensa en la gran ayuda que significa para los pacientes que están a su cuidado y para la sociedad en general, seguramente se sentirá mejor”.

“Y lo otro es buscar cosas fuera del trabajo como la actividad física y la familia”, concluye León.

Como vemos, la vida se compone de muchas cosas y si entre ellas aprendemos a valorar y vivir plenamente aquellas que nos producen satisfacción y sensaciones de bienestar, habremos encontrado la clave para poder convivir con lo que no nos gusta mucho sin sentirnos mal.

 

Carmen Juncos

Editora Jefe y Directora de Proyectos

[email protected]


Fuente: http://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/psicologia/1999_n5/satisfaccion.htm



Ver comentarios