Logo La República

Sábado, 26 de septiembre de 2020



EDITORIAL


¿Cuál modelo de desarrollo queremos?

| Martes 18 diciembre, 2012



Si hubiéramos tenido un plan país de mediano y largo plazo que trascendiera los gobiernos, no estaríamos hoy tratando de emular lo que hagan los vecinos, sino trabajando fuertemente en nuestro propio destino


¿Cuál modelo de desarrollo queremos?

Cuando se decidió apostarle fuerte al turismo en este país, especialmente en Guanacaste, no se pensó en que esto, si funcionaba, traería un crecimiento no solo del sector sino de otros componentes de la economía y la sociedad, con sus respectivas necesidades.
Así, se produjo un desarrollo desordenado. No hubo proyectos eficientes funcionando en previsión para que dichas necesidades pudieran ser cubiertas sin problemas, y para que la bonanza pudiera llegar a la sociedad local.
Hoy, por ello, lo que tenemos, según lo ha señalado este medio, es un Guanacaste con más turismo pero también con más pobreza y con falta de agua.
Pero además esta historia se repite, porque dejamos de lado constantemente lo pasado bajo el supuesto de que hay que mirar solo hacia el futuro.
Por el contrario, la revisión de lo hecho es indispensable porque deja enseñanzas y, si hubo errores, no repetirlos.
Otro ejemplo de esto es la decisión de hacer los esfuerzos necesarios para atraer inversión extranjera. Hoy la vemos llegar sin haber preparado en algunos casos a la población para acceder sin problemas al tipo de puestos de trabajo que generaría y sin preparar la infraestructura en la que estos nuevos inversionistas puedan moverse con facilidad y comodidad
Este turismo corporativo necesita alojarse, tener seguridad en algunos aspectos y en general actuar sin problemas en las diferentes zonas del Área Metropolitana.
Nuestro vecino, Panamá, invirtió $4 millones para ofrecer a este tipo de turistas un seguro médico y además les provee gratis un centro de convenciones si se garantiza un mínimo de participantes extranjeros, cuyo consumo compense o justifique el gasto estatal. Así lo explica una nota de este medio ayer.
Sin embargo, más allá de lo que hagan los vecinos, nuestra planificación, si la hubiéramos tenido, nos habría indicado qué era lo que debíamos hacer en Costa Rica para el modelo de desarrollo que hubiéramos escogido.
Algunos negocios se dan, de todos modos, porque ciertos empresarios bien informados ven las oportunidades y deciden aprovecharlas. Sin embargo, esto no se enmarca dentro de un plan país a mediano y largo plazo, concebido y aprobado por los costarricenses para trascender a los gobiernos de turno.
Si así hubiera sido, no estaríamos hoy viendo cómo emular lo que hagan los países vecinos, sino trabajando fuertemente en nuestro propio plan de desarrollo acorde con lo que tenemos y lo que somos, pero mejor aún, con lo que queremos ser.
 





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.