Crowdfunding, oportunidad para despegue de las pymes
“Vender una idea es un paso difícil, es recomendable para quienes deseen hacerlo buscar referencias exitosas, pero también que exploren otras opciones de financiamiento”, instó Mauricio Alfaro, gerente de Consultoría de T.I. de la firma PwC. Gerson Vargas/La República
Enviar

El crowdfunding o financiamiento colectivo se está convirtiendo en una alternativa para que los pequeños y medianos empresarios que no tienen el capital o recursos necesarios para echar a andar un negocio, lo hagan.

Se trata de un sistema en el cual el emprendedor expone su idea de negocio a través de plataformas digitales públicas, para instar a hacer donaciones económicas que ayuden a darle vida al proyecto.

Indiegogo y Kickstarter son las herramientas más comunes para realizar estas campañas.

A cambio de la contribución se le otorga al interesado participación en la empresa o un porcentaje de las futuras ganancias; por ello cuanto más inversionistas participen, menor será el riesgo y ayudará a que el dueño no pierda el control.

“El crowdfunding es bastante útil para una pyme: los costos no son muy elevados y puede ganar muchísimo, no solamente fondos sino contactos, networking y una retroalimentación automática; lo más importante es que sean creativos a la hora de expresar su plan”, recomendó Mauricio Alfaro, gerente de Consultoría de T.I. de la firma PwC.

Evitar trámites y solicitudes bancarias está provocando que los emprendedores migren hacia soluciones alternativas como esta.

Los aspectos legales son un factor sensible en este modelo; sin embargo, la ley no hace mención especial, pues se considera como una donación, siempre y cuando se haga a través de un canal público. 

Capital de riesgo, fondos no rembolsables, compra de activos y asesorías son parte de las funciones que tienen los recursos obtenidos mediante este mecanismo.

Comúnmente el emprendedor se fija una meta de recolección, ya sea mensual o anual, ¿pero qué sucede si recauda más de lo que esperaba?

“Posiblemente se altere el esquema de costos de producción y distribución, aunque al principio se pueda ver como un problema, si se obtiene un monto mayor al esperado la empresa podría dar un salto superior al mercado, que le puede facilitar la patentización de un producto u otros procesos de propiedad intelectual”, explicó Tomás de Camino, presidente de la Asociación Gestores de Innovación.

Las mujeres están teniendo más éxito con estos proyectos a nivel mundial, por lo menos el 22% de las ideas femeninas fructifica, mientras que las lideradas por hombres llegan al 17%, según PwC.

En Centroamérica, la cifra es aún más interesante pues solamente el 6% de las peticiones de recursos hechas por hombres obtiene resultados favorables; en el caso de las mujeres se eleva hasta el 13%.

Los proyectos femeniles reciben unos $87 por inversor, mientras que los de hombres $83, en promedio.

El crowdfunding no solo se utiliza para proyectos nuevos, es posible aplicarlo a ideas desarrolladas que buscan expandirse.

¿Cómo implementarlo en una pyme?

Para que un modelo de financiamiento colectivo sea atractivo pueden aplicar las siguientes medidas:

  • Plantear la idea como un proyecto global
     
  • Evitar una meta de financiamiento exorbitante
     
  • El emprendedor debe aparecer en todas las promociones que se le hagan a la empresa
     
  • Ser creativo y expresar claramente la identidad del negocio
     
  • Tener presente que solo hay una oportunidad para hacerlo bien

Fuente: Asociación Gestores de Innovación

 

Ver comentarios