“Crowdfunding” para validar productos PYMES
Crowdfunding (o micromecenazgo en español) es una forma alternativa de financiar proyectos en donde una gran cantidad de personas contribuyen con pequeñas cantidades de dinero. Shutterstock/La República.
Enviar

Crowdfunding (o micromecenazgo en español) es una forma alternativa de financiar proyectos en donde una gran cantidad de personas contribuyen con pequeñas cantidades de dinero.

Básicamente alguien propone de forma pública un proyecto, como una película, grabación de un disco musical o cualquier cosa, a través de una plataforma en Internet y el público decide invertir cantidades tanto pequeñas, como $5,  hasta grandes, $10 mil o hasta más, en un período de tiempo que es generalmente un mes.

El Crowdfunding toma forma como una estrategia viable de financiación, gracias a la aparición del internet, ya que a través de plataformas digitales como Indiegogo, Kickstarter y muchas otras, es posible alcanzar un público extremadamente extensos, y en cualquier parte del mundo.

Con esta herramienta cada idea tiene la capacidad de alcanzar realmente su público, y si es bien utilizado, alcanzar el financiamiento necesario para desarrollarla, sin tener que perder parte de su empresa, o del control de la producción, comercialización y distribución.

Uno de los ejemplos de éxito más importantes, según la revista Entrepreneur, es la del reloj Pebbles, uno de los primeros “smart watches”.

En 2012, esta empresa inició su Kickstarter, con una meta de $500mil para alanzar en un mes.

Básicamente se podía comprar el reloj antes de que éste saliera a producción. La empresa en realidad no tenía el reloj listo, sino nada más un prototipo, sin embargo en videos mostraban todos los detalles de cómo sería el producto.

Al lanzarlo, sólo en un día recolectaron $1 millón, y a los treinta días lograron ¡más de $20 millones!, transformando ésta en una de las campañas más exitosas de crowdfunding

¿Que puede una PYME obtener?

Ahora bien, el Crowdfunding es una herramienta extremadamente valiosa para poder validar un producto. Pongámoslo así, si yo tengo una idea de un producto, puedo desarrollar un prototipo, y luego mostrar un producto que parece viable, entonces el crowdfunding me permite:

1. Determinar el interés del consumidor directamente, así mi empresa puede decidir si vale la pena llevarlo a producción
2. Financiar el desarrollo del producto
3. Vender la primera producción
4. Demostrar a otros posibles inversionistas, el interés en el producto
5. Demostrar a un banco el interés en el producto
6. Internacionalizar mi producto, es decir, determinar el interés en el mundo de mis productos, aunque estos ya estén desarrollados


¿Cómo lo hago?

En realidad es bastante simple, y los costos para llevar a cabo una campaña de crowdfunding son bajos.
Acá no voy a dar un paso a paso, pero si anotar lo que se debe tener en cuenta:

1. Su empresa y producto debe tener una visión internacional.  Es decir, piense globalmente, no un “apoye la industria tica”. Su producto debe verse como cualquier producto profesional que usted mismo compraría en Amazon por ejemplo. Vea por ejemplo como se veía el Pebble que mencioné anteriormente.
2. No se exceda con lo que pide de meta. Al público le debe quedar claro cuál es el estatus de desarrollo de su producto, no debe crear falsas expectativas.
3. Lo mejor es mostrar el producto como si fuera hecho en Estados Unidos. Su campaña debe ser en inglés y hecha con personas con una pronunciación perfecta en inglés.
4. Usted como creador o creadora del producto, debe aparecer en el video, eso demuestra que usted es un emprendedor o emprendedora, y que su empresa es pequeña (aunque grandes empresas también han hecho crowdfunding)
5. Debe invertir tiempo, esfuerzo y dinero en el video, y su producción debe ser impecable.  Esto es lo único que puede involucrar una inversión, pero si lo planea bien, lo vale. Vea por ejemplo este video que muestra los mejores videos kickstarter de 2015.
6. Debe tener una cuenta en Estados Unidos para poder hacerlo en Kickstarter. Puede usar otras como Indiegogo, pero la mejor es definitivamente Kickstarter.
7. Sólo tiene una oportunidad de hacerlo con un producto.

El vídeo no tiene que ser necesariamente caro, y en Costa Rica pienso que con unos $1000 puede hacerlo, pero sí debe ser muy bien producido. El video y fotos en la campaña son críticos, pues es lo único que el público ve de su producto en desarrollo. Casi que el secreto del éxito de la campaña es el video, pues debe convencer al potencial consumidor no sólo de que su producto es real y bueno, sino también que usted y su empresa son reales.

¿Que pasa si pide $1000 y recibe $1 millón?

Esto puede ser un problema, pues usted probablemente no calculó una escala tan grande de producción, y esto puede alterar todo su esquema de costos, producción, fabricación y distribución.

Lo bueno es que definitivamente con esa suma de respaldo, ya puede conseguir financiamiento extra de algún inversionista, o incluso licenciar el producto para que sea otro el que haga la manufactura y comercialización.

El Crowdfunding en mi opinión es una de las mejores alternativas para una pyme de probar sus ideas y productos, tanto así, que pienso que como ecosistema de desarrollo e impulso internacional para las pymes, el desarrollo de campañas Crowdfunding debe ser fundamental y primero, y probablemente la única manera de que nos convenzamos de si un producto nuestro es interesante, innovador y si tiene potencial internacional o no.

Tomás de Camino Beck.
Co-Director
Fundación Costa Rica para la Innovación
Presidente Asociación de Gestores de Innovación
[email protected]
4001-6579


 

Ver comentarios