Enviar
Critican incentivos del sector público

Cuestionando los sistemas de incentivos salariales y las abismales diferencias en las remuneraciones del sector público, Roberto Gallardo, ministro de Planificación, propuso no posponer el debate y asumirlo con madurez y responsabilidad.

Así lo dio a conocer en su blog, afirmando que “los incentivos salariales perdieron su naturaleza de estímulo al trabajo cuando se comenzaron a otorgar indiscriminadamente y sin relación con el desempeño del funcionario”.

Una estimación del Mideplan, prevé que para el 2016, de continuar esta tendencia, un 60% de los ingresos corrientes del Gobierno sean dedicados a pagar planillas.

Para ejemplificar la desproporcionalidad en los salarios, Gallardo señaló que “mientras un oficial de seguridad en una institución pública gana ¢248 mil al mes, otra persona, con responsabilidades y preparación similares, gana ¢603 mil en otra institución del mismo sector público.

No obstante, en el texto se afirma que la eliminación de incentivos no es la solución, sino la racionalización.

Luis Fernando Cascante
[email protected]


Ver comentarios