Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Crecimiento económico se debe ajustar a la baja, tasas y déficit al alza

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 29 enero, 2018



Esta semana, antes del jueves, el Banco Central deberá presentar por ley el documento que incluye las proyecciones de las principales variables macroeconómicas conocido como Programa Macroeconómico.

La ley le obliga que antes del cierre de enero de todos los años, debe dar este informe que proyecta lo que espera el Banco Central que vaya a suceder con el crecimiento económico, las tasas de interés, su manejo del tipo de cambio, déficit fiscal, balanza de pagos y comercial e inflación, entre otros.

Para este año, se espera por parte de varios expertos que el Central tenga que ajustar a la baja la expectativa de crecimiento económico, mientras que proyecte al alza las tasas de interés en ambas monedas, la inflación y el déficit fiscal.

En general, todos concuerdan con que existe mucha incertidumbre en el mercado, tanto los inversionistas, empresarios, emisores, así como deudores, ya que no se sabe con exactitud quién será el próximo presidente del país, ni cómo se manejará el tema de la deuda para financiar el déficit fiscal que todavía no tiene solución, ni está cerca de tenerla, entre otras variables que se analizan.

Proyección de crecimiento del PIB debería ajustarse a la baja

Todos los especialistas concuerdan con que el Banco Central deberá revisar a la baja el crecimiento económico esperado para este 2018.

En la revisión del plan del año pasado en agosto, la autoridad monetaria indicó que 2017 cerraría con un crecimiento del Producto Interno Bruto del 3,8%, pero este será menor por el comportamiento de un IMAE desacelerado la mayor parte del año, cercano al 3,6%.

Asimismo, indicó en ese momento que, para este año, se cerraría en un 4,1%, pero eso se ve aún más difícil, ya que las perspectivas de los empresarios son bajas y existe mucha incertidumbre en torno a indicadores importantes para el crecimiento como lo son las tasas de interés, tipo de cambio e inflación.

Al alza tasas, inflación y déficit

Los indicadores macroeconómicos que más se sienten en los bolsillos de los costarricenses se verán afectados al alza este año, algo que los consumidores y deudores deberán proyectar en su economía.

Lea más: Desempeño de la economía con pronóstico desfavorable

  • Tasas de interés al alza


Las tasas de interés serán las primeras en moverse al alza, esto por las presiones que se ejercerán por el financiamiento del déficit fiscal.

El Banco Central deberá indicar que tanto en colones, como en dólares esperará un alza en las tasas.

La Tasa Básica Pasiva desde diciembre ya empezó con una leve tendencia hacia arriba, pero esto podría aumentar conforme se mueva el año.

En dólares, la colocación de Hacienda de diciembre pasado por $340 millones que subió en dos puntos porcentuales el rendimiento del bono ofrecido y la ventanilla que se abrió el jueves pasado para captar $400 millones (cierra mañana) empezarán con las presiones.

Los inversionistas seguirán solicitando mayores tasas para invertir en los bonos de Hacienda y mientras estos sigan consiguiendo recursos lo harán, ya que deben financiar el déficit, este tipo de colocaciones serán una tendencia.

Por otro lado, hay que ver qué sucederá con la colocación de los contratos por $1.500 millones y la tasa con la que se realizarán, eso también podría empujar las tasas al alza.

Hacienda confirmó el jueves pasado que van de lleno con estas colocaciones y que no son ilegales los contratos.

  • Inflación subirá

Los días de inflaciones bajas y cercanas a cero se acabaron para nuestra economía.

Mayores precios internacionales en materias primas y principalmente en el petróleo harán que el Banco Central necesariamente indique que la inflación se colocará dentro del rango meta y cerca de su techo (4%).

Asimismo, a lo interno, el transporte, alquileres, alimentos y bebidas, educación y servicios de salud tenderán a aumentar el índice de precios al consumidor, mismo que tiene una tendencia al alza desde 2017.

Lea más: Riesgo país subirá, si no hay compromiso del próximo gobierno

  • Déficit será mayor

El déficit del año pasado fue el más alto de los últimos 35 años, cerrando 2017 en un 6,2% del PIB, cercano a la cifra que pronosticó el Banco Central en el pasado Plan Macroeconómico del 6,1%.

En ese mismo documento ellos indicaron que para 2018, el déficit sería cercano al 6,6% del PIB, pero si se toma en cuenta que este año no se logre una reforma fiscal y que la actividad económica caiga, puede ser incluso cercana al 7%.

El Banco Central seguramente moverá su proyección para 2018, principalmente luego de que el Ministerio de Hacienda el pasado jueves diera a conocer que en 2017 el déficit subió en casi un punto porcentual.


 


Pronóstico de la economía


Así terminará el año para el Instituto de Investigación en Ciencias Económicas (IICE) de la UCR en su primera proyección de las principales variables económicas (cifras expresadas en porcentajes de crecimiento).

  IV 2017 IV 2018
PIB 3 a 3,75* 3 a 3,75
Inflación 2,57 3 a 4
Tasa Básica Pasiva 5,95 6 a 7

*Dato oficial de cierre de año se entregará con el programa macroeconómico la próxima semana


Proyecciones


Pocos creen que el Banco Central mantenga la proyección de crecimiento económico

Rebeca Gamboa

Economista
Ecoanálisis

El crecimiento económico para 2018 considero que puede rondar los niveles de finales de 2017 (cercanos al 3,4% del PIB), principalmente en el primer semestre del año.
Por otro lado, no percibo cambios en la meta de inflación, ya que pienso que el BCCR continuará trabajando para que las metas de inflación sean cercanas a las de nuestros principales socios comerciales.
Finalmente no considero que pueda darse una modificación en el manejo del tipo de cambio.

Esteban Chavarría

Gerente Análisis Económicos
Scotiabank

En materia de inflación, no esperamos ningún cambio significativo en lo que el Banco Central ha definido como el principal objetivo de la entidad, que es lograr una inflación baja y estable y que, preferentemente, converja a la inflación de nuestros principales socios comerciales. Las acciones y decisiones de su Junta Directiva en materia de política monetaria a lo largo de 2017 fueron consecuentes con esta meta. Prevemos que el Programa Macroeconómico 2018-2019 sea una confirmación en su objetivo de lograr una inflación en torno al 3% con un rango de tolerancia de ± 1 punto porcentual.
En materia de crecimiento económico, estimamos que las proyecciones que fueron realizadas en 2017, para ese año y 2018 sean revisadas a la baja. El proceso de desaceleración económica que se observó durante 2017 puede prolongarse al primer semestre de 2018, principalmente por la desaceleración de la demanda interna, la caída de la inversión, la contracción de la construcción con destino privado y el escenario electoral y fiscal incierto, a lo que debemos sumarle la reciente incertidumbre en torno a una posible rebaja en la calificación del riego país. En esta última línea, si el Banco Central incorporó el tono negativo de las recientes declaraciones de las principales agencias internacionales de calificación en sus estimaciones de crecimiento económico, podemos esperar una proyección de menor crecimiento económico para este 2018.

Daniel Suchar

Analista financiero
Independiente

Basado en el entorno cambiante que está teniendo el mundo en este momento, puede que Costa Rica se vea afectado positivamente por una inercia que se manifiesta fuera de las fronteras. Un crecimiento del mundo por encima de un 3%, aunado al repunte que posee Estados Unidos (nuestro socio comercial más importante), los indicadores de PIB para la nación deberán estar cercanos al 3,5 - 3,6%.
Contrariamente, los escasos esfuerzos que vemos para frenar el alza del déficit fiscal, sumados a la degradación de la calificación de riesgo por parte de los entes calificadores en esta materia, podrían afectar el ritmo de crecimiento esperado por encima del 4% para Costa Rica.


NOTAS RELACIONADAS