Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Costa Rica no enfrentó con medidas adecuadas la crisis

| Sábado 14 abril, 2012


Costa Rica no enfrentó con medidas adecuadas la crisis

La crisis económica mundial provocó un deterioro en la economía nacional y la pobreza pasó de un nivel del 17,7% en el 2008 al 21,6% en el nivel 2011. Asimismo el desempleo se incrementó en un 2,7% dado que pasó de un 4,9% en 2008 a un 7,6% en 2011. La desigualdad social se incrementó sustancialmente, es decir se dio una mayor concentración de la riqueza. El Informe del Estado de la Nación indica: “Mientras la clase alta casi duplicó sus ingresos, las clases obreras, los otros trabajadores y hasta los pequeños propietarios experimentaron un claro estancamiento” El déficit del sector público paso de un 0,6 del PIB en 2008 a un 4,4% del PIB en 2011. El déficit es la diferencia negativa entre los ingresos y los egresos públicos en un cierto plazo determinado. El concepto de déficit fiscal, déficit presupuestario o déficit público describe la situación en la cual los gastos realizados por el Estado u otras entidades públicas en un determinado período, normalmente un año, superan a sus ingresos. De acuerdo con información periodística Costa Rica terminará el año 2012 con el mayor déficit en el Gobierno Central de América Latina. Se proyecta un déficit de un 5,5 del PIB. Nos llama la atención que se pasó de una situación de un déficit manejable y con recursos disponibles al final de la Administración de don Abel Pacheco, a una situación de un déficit que nos lleva a un problema fiscal. Se determina que el Gobierno Central tiene un déficit fiscal, por lo que el Presupuesto Nacional estará financiado en un 45% con deuda. Nos llama la atención que la inversión pública decreció en un 50% respecto a 2010, lo cual incide para que pueda mejorar la calidad de los servicios y la infraestructura del país. No obstante el gasto corriente por concepto de remuneraciones creció debido a la creación de plazas y los aumentos de salarios. Se dio también un incremento en las transferencias corrientes y el pago de intereses, dado que parte del gasto corriente se financió con deuda, lo que no es adecuado para una sana administración de los recursos públicos. Es fundamental realizar un plan de acción, con prioridades bien definidas, que considere aspectos como una reforma del sector público, donde existen más de 300 entidades, con duplicidad de funciones y programas, lo demuestra la gran cantidad de entes que atienden a los sectores más desprotegidos y no han logrado disminuir la pobreza y la desigualdad, y un sector público entrabado e ineficiente. Nuestro país debe afrontar retos o desafíos de gran trascendencia como la pobreza, la inseguridad ciudadana, la calidad de la educación, el deterioro del medio ambiente, la pérdida de valores, el abandono del sector agrícola, una infraestructura vial deteriorada y no acorde con la época actual, la apertura de las telecomunicaciones y de los seguros y una reforma fiscal regresiva.

Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor