Enviar

Confianza en fondos de inversión se fortaleció en 2007

Ingresaron 5.680 nuevos inversionistas a la industria en los primeros 11 meses del año, generando un crecimiento del 18%

Betzi Villalobos
[email protected]  

El miedo ocasionado por la crisis ocurrida en 2004 parece haber quedado en el olvido y los inversionistas han vuelto a ver los fondos como una atractiva opción para hacer crecer sus ahorros.
Así lo demuestran las cifras de 2007. Entre enero y noviembre, 5.680 nuevos inversionistas decidieron formar parte de los fondos de inversión, lo que generó que actualmente esta industria cuente con 37.901 inversionistas.
Si se compara con 2006, se puede notar una gran diferencia, tomando en cuenta que el crecimiento en este rubro el año anterior fue tan solo de 408 inversionistas.
Adicionalmente, durante 2006 el saldo administrado se incrementó en ¢188.002,2 millones, mientras que en los primeros diez meses de 2007, el saldo aumentó en ¢226.622 millones, lo que representa una tasa de crecimiento del 28% con respecto al año anterior.
Estos números resaltan como uno de los aspectos más importantes de este año que termina para los fondos de inversión, en el cual las bajas tasas, el cambio en el régimen cambiario y la aparición de nuevos productos, han venido a jugar un papel protagónico.
“El desempeño del mercado de fondos ha sido positivo, lo cual puede verse tanto desde el punto de vista del saldo administrado como en el número de clientes, lo que demuestra un mayor nivel de confianza por parte de los inversionistas en los fondos como opciones para canalizar sus ahorros”, afirmó Pablo Montes de Oca, gerente general de BN Fondos.
Con esta opinión coincide Danilo Montero, gerente general de Interbolsa, quien agrega que además de que la industria terminó de recuperarse de la crisis de 2004, “parece verse el inicio, todavía tímido, de la consolidación de la industria, o sea, la paulatina desaparición de algunos jugadores, proceso que se hará más intenso en 2008”.
Como parte del desarrollo de este mercado aparecieron nuevas alternativas para los inversionistas, entre ellos los fondos de desarrollo inmobiliario, los megafondos financieros y no financieros, los productos estructurados y se empezó a discutir sobre fondos de desarrollo empresarial y hedge funds.
Otro aspecto importante es la introducción —a través de la alianza entre BN Fondos y Franklin Templeton— de 16 fondos de inversión internacionales, que vienen a ofrecer nuevas oportunidades de diversificación al ampliar las posibilidades de inversión que hacen oferta pública en Costa Rica.
“Este año representó una mayor creatividad por parte de las Safi, que han salido al mercado con nuevos fondos, pero además con un mayor esfuerzo de difusión de la figura, lo que ha permitido un crecimiento ordenado de la industria”, afirmó Lanzo Luconi, presidente de la Cámara de Fondos.
La disminución en las tasas de interés en colones implicó que los bonos en circulación subieran de precio para ajustarse a las nuevas condiciones de tasas, lo que ocasionó un aumento en variantes de los rendimientos de varios fondos.
“Este aumento de precios se reflejó positivamente en los rendimientos observados de los fondos de inversión por ganancias de capital debido a la valoración a precios de mercado. Sin embargo, en el mediano plazo, implicó la colocación de recursos en instrumentos que ofrecen una menor rentabilidad”, comentó el vocero de BN Safi.
Por otra parte, la modificación del régimen cambiario realizada el mes anterior aún no muestra efectos concretos en esta industria, y será el tiempo el encargado de dar a conocer el impacto que pueda tener sobre uno de los instrumentos preferidos por los inversionistas costarricenses.

Ver comentarios