Foto 1
Enviar

Confianza de los consumidores en EE.UU. aumentó más de lo pronosticado

La confianza de los consumidores estadounidenses aumentó más que lo pronosticado en agosto y alcanzó el segundo mayor nivel en ocho años debido a opiniones más favorables sobre el mercado laboral.
El índice de la Conference Board subió a 101,5 en agosto mientras que fue de 91 revisado en julio, dijo el martes el grupo de análisis privado con sede en Nueva York.
La medición superó la mayor estimación de una encuesta de Bloomberg entre economistas, cuya mediana fue de 93,4.
La encuesta se realizó hasta el 13 de agosto, lo que indica que la cifra no reflejó la reciente liquidación del mercado bursátil.
“La evaluación de los consumidores de las condiciones actuales fue considerablemente más optimista, sobre todo debido a una evaluación más favorable del mercado laboral”, dijo en una declaración Lynn Franco, directora de indicadores económicos de la Conference Board.
Los estadounidenses persistieron en el optimismo generado por el crecimiento del empleo, la gasolina más barata y el ascenso de los precios de las viviendas en el período hasta una caída de los precios de las acciones conforme los mercados financieros globales dieron un vuelco negativo.
El riesgo para la economía es que los hogares reevaluarán sus planes de gasto mientras aguardan pruebas de que la expansión estadounidense puede resistir esas conmociones.
agosto tuvo el segundo registro de sentimiento más alto desde el mismo mes de 2007.
Las estimaciones de la encuesta de Bloomberg fueron de entre 89 y 96,5. La medición de la Conference Board promedió 96,9 durante la última expansión y 53,7 durante la recesión que finalizó en junio de 2009.
Otro informe del martes indicó que el índice S&P/Case-Shiller de valores de propiedades subió 5% en los 12 meses hasta junio luego de aumentos interanuales similares en los tres meses anteriores.
El índice de expectativas de los consumidores para los próximos seis meses pasó de 82,3 en julio a 92,5.
Los datos de la Conference Board indicaron que la evaluación de los estadounidenses de las futuras condiciones laborales también mejoró. La cantidad de consumidores que estiman que en los próximos seis meses habrá más empleos pasó de 13,7% en julio a 14,6%.
La compleja situación del mercado podría pesar en el estado de ánimo de los consumidores.
Hasta el lunes, más de $5 billones se habían perdido del valor de las acciones globales desde que China devaluó el yuan de manera inesperada el 11 de agosto, una declinación que hace que los inversores se pregunten si los Estados Unidos pueden mantenerse en un contexto de economías extranjeras más débiles.

Bloomberg

 

Ver comentarios